fbpx

Los 12 mejores trofeos de caza de 2022

Las redes sociales se han convertido en un gigantesco salón de caza en el que poder disfrutar de apasionantes lances y magníficos animales. El equipo de Jara y Sedal ha elegido a los más destacados de 2022. Esta es nuestra selección.

corzo
Publicado: 5 de enero de 2023 / Actualizado el: 2023/01/05 - 13:06

Comienza un 2023 ilusionante para los cazadores de nuestro país, pero antes, desde la redacción de Jara y Sedal no queríamos dejar de hacer un repaso a un 2022 que también nos ha dejado importantes capturas. A continuación exponemos una recopilación de 12 jabalíes, ciervos, corzos, gamos o muflones de ensueño abatidos por cazadores españoles en los últimos 12 meses.

1. El corzo de 13 puntas alcarreño

El cazador norteamericano con el corzo y el trofeo de 13 puntas. © Corju Hunting.

Un cazador norteamericano consiguió hacerse con este peculiar trofeo, un ejemplar único que ya fue localizado en marzo en la provincia de Guadalajara y que dio la cara en las primeras salidas. Fran, el guía, y el cazador madrugaron el primer día de temporada, pero no lograron dar con él hasta que pasadas las 10:00 horas, ya camino del coche, lo descubrieron observándoles a cierta distancia: 275 metros, según su telémetro. No lo dudaron. Un disparo rompió el silencio y el animal cayó fulminado. Al llegar vieron de cerca el trofeo de infarto formado por 13 puntas enrevesadas que coronaban a este monstruo alcarreño.

El monstruo zaragozano

El cazador con el jabalí. © D. P.

David Palmero Camacho, cazador de 47 años natural de Extremadura pero afincado desde hace 23 años en tierras zaragozanas, abatió el pasado 25 de septiembre un enorme jabalí de más de 150 kilos… y unas defensas de infarto. En la batida, en el coto de Gotor, se cobraron otros dos jabalíes. «Antes había abatido otro que no estaba mal», nos contaba el protagonista del lance, «pero nada que ver con este. Desde el primer momento supe que era un gran animal. Pude ver su boca y dispararle dos veces, pero seguía corriendo». El gran macho encajó los dos tiros de su rifle Tikka en calibre .270 Winchester, pero sucumbía poco después dentro de un zarzal.

197 puntos en abierto

Cazador y guardas, con el ciervo. © D. G.

El cazador asturiano Diego Novar abatió, el 16 de septiembre, uno de los ciervos más imponentes cobrados en abierto en la presente temporada de berrea. Lo consiguió recechando en su coto de caza de Piloña, en la zona oriental de Asturias. El animal contaba con un excepcional trofeo que en verde arrojó 197 puntos CIC. «Estuvimos una hora esperando en un pinar después de que lo escucháramos berrear en una pradería», recordaba Diego. «Esperamos a que amaneciese y, entre dos luces, conseguimos localizarlo: estaba resguardado detrás de un árbol a unos 150 metros, pero pude dispararlo justo en la misma parcela en la que hace cuatro años cazamos otro animal de récord con 201 puntos».

Un carnero perfecto

Cristóbal Martos, de 24 años, natural de Córdoba y miembro de la empresa PM Hunters, logró abatir en junio junto a un cliente en una finca de la provincia de Ciudad Real un gran muflón con unos retorcidos cuernos que incluso se le clavaban ya en el cuello. Tras conseguir colocarse a unos 80 metros del animal el cazador accionó el gatillo. El animal apenas corrió 20 metros.

Rosetones made in Teruel

El animal contaba con unas increíbles luchaderas. © O. B.

El cazador Óscar Bernal, natural de la localidad de Alcañiz (Teruel), abatió en mayo en un coto de esta provincia aragonesa uno de los corzos más imponentes de lo que va de temporada en su región. Su trofeo destaca, sobre todo, por el grosor de su cuerna y sus rosetas, que alcanzan más de 15 centímetros de circunferencia. «Lo receché un martes, pero no lo vi. Lo intenté en el mismo lugar el miércoles y el jueves… tampoco dio la cara. Dos días después, sobre las 20:20 horas, vi que entraba la hembra a esa zona. Cinco minutos después lo hizo el corzo pequeño, y segundos después, el grande, a unos 180 metros de mi posición», recordaba el cazador. Con calma, metió al animal en el visor y, a una distancia algo inferior a los 200 metros, consiguió abatirlo de un certero disparo con su Bergara B14. Cuando fue a cobrar la pieza les costaba creer lo conseguido: «El trofeo es impresionante, un ocho puntas que, seguramente, será medalla de oro».

El cochino de toda una vida

Caco Sánchez-Horneros y su padre con el enorme jabalí. © C. S.

Caco Sánchez-Horneros consiguió hacerse en febrero con un bestial jabalí en una montería celebrada en los Montes de Toledo. Pasadas las 15:00 horas ya se escuchaban las caracolas en el lado opuesto de la mancha. Las armadas más lejanas comenzaban a recoger sus bártulos cuando, sin previo aviso, Caco escuchó un chasquido en el monte. «Algo está entrando, tiene que ser un guarro…», pensó. De pronto, un enorme jabalí asomo la jeta entre dos jarones a 25 metros del puesto. No era momento para dudar, así que el cazador se echó su fiable caja larga a la cara y metió al animal en el visor. Un disparo rápido, de puro instinto, dio con el cochino en el suelo de inmediato. El resultado, un macho con colmillos de diez centímetros y unas bases de 2,9.

Gran selectivo en Ávila

El espectacular ciervo abatido por Montse del Dedo. © M. D.

La joven cazadora abulense Montse del Dedo logró abatir, durante un emocionante rececho en berrea, un espectacular ciervo de 13 puntas. Al poco del inicio de la berrea Montse se desplazó hasta la Reserva del Valle de Iruelas, en la provincia de Ávila, con el objetivo de localizar un venado selectivo con un trofeo de grandes dimensiones. «El animal tenía a su alrededor unas seis ciervas que aún no nos habían visto», relata la cazadora, «pero temiendo que nos localizaran decidí no darles tiempo para reaccionar y, a pulso, apreté el gatillo de mi Tikka en calibre .270 Win.». Un tiro preciso que tumbó al venado en el sitio.

Jabalí grande y peligroso

El joven, con el jabalí. © H. L.

El joven cazador y rehalero Martí Badosa, natural de la localidad de Santa Cristina de Aro, en la comarca del Bajo Ampurdán, provincia de Gerona, abatió en las cercanías de este municipio catalán un jabalí de 90 kilos con un descomunal trofeo que llegó a atacarle cuando sus perros estaban reteniéndolo para que no escapase. «El cochino se fue después de que dos puestos le disparasen, hizo un kilómetro y medio y se paró». Fue entonces cuando los perros comenzaron a acecharlo, Martí los localizó por el GPS y acudió al lugar en el que se encontraban, disparando en el último momento.

El muflón de Portugal

El cazador, con el muflón. © J.J.

Juan José González Cuervo, natural del término asturiano de Allande, logró abatir este muflón extraordinario en Portugal. El esquivo animal posee un trofeo con 221,55 puntos, lo que le confiere récord de esta especie en el país vecino. González logró hacerse con la pieza en las cercanías de Mértola, una villa lusa perteneciente al distrito de Beja, en la región del Alentejo. Decidió intentar la entrada a un grupo de carneros y cuando divisó a este espectacular ejemplar no lo dudó: «Le tiré a unos 220 metros con un rifle Blaser R8 en calibre .270 Winchester Magnum con munición Remington de punta de plástico. En un primer momento pensé que no le había dado porque vi la bala impactar tras él, pero le alcancé en la zona de la paletilla», nos contaba. «Aun con semejante disparo consiguió caminar unos 400 metros».

Una bestia en Aragón

El corzo con el imponente trofeo. © D. H.

El cazador aragonés David Hinojosa, de 22 años, abatió el 7 de abril otro de los corzos más imponentes del año en su coto aragonés: un animal de cuernas imponentes y muy gruesas que además lucían un bonito perlado y que, seguro, arrojarán en la medición un gran peso y volumen. Hinojosa, armado con su rifle en calibre 7 mm Rem. Mag. cargado con munición Remington Accutip de 150 grains, se dispuso a recechar a este imponente animal, llegando a acercarse a unos 150 metros y consiguiendo herirle de un disparo en el codillo: «Dio un salto y a pesar de que la bala rozó la zona del corazón todavía pudo recorrer unos 150 metros».

Con el colmillo clavado

El jabalí con el largo trofeo. © R. B.

El joven cazador catalán Robert Boris McKechnie Muñoz, de 24 años de edad, logró cazar durante una batida en las cercanías de la localidad de Terradas, en la comarca del Alto Ampurdán (Gerona) un jabalí con un larguísimo colmillo de 34 centímetros que ya se le clavaba en la jeta y que, como suele suceder en estos casos, no tenía amoladera en ese lado. «Llevábamos ya seis jabalíes y había uno que estaba dando vueltas a toda la mancha y no quería salir por ningún lado», nos explicaba Robert. De repente, salió cerca de un pajar abandonado, justo enfrente de él. «Disparé en tres ocasiones, acertando en dos de ellas. El animal cayó a tan sólo diez metros del lugar en el que realicé el primer disparo», recordaba el joven. 

El gamo de España

El gamo récord de España. © L. U. y Taxtrophy

Aunque fue abatido por Lucas Urquijo en la ronca de 2021, fue el pasado 2022 cuando se confirmó que este soberbio ejemplar es el nuevo récord nacional con una puntuación oficial de 206,63 puntos. En aquella jornada se encontraba recechando durante la ronca en un lugar donde había otro animal que, según calculó, podría dar medalla de plata. El capricho del destino quiso que no pudiera dispararle al interponerse entre el cazador y el gamo una hembra. Mientras aguardaba su oportunidad, el gamo protagonista hizo acto de presencia. Tras abatirlo, pudo comprobar que estaba ante uno de los más grandes que jamás había visto. Con este ejemplar, Lucas Urquijo, quien posee una de las colecciones más completas de España de gamos cazados en abierto, añade un extraordinario trofeo que será difícil de superar. «Es un espectacular trofeo que pone la guinda a la mayor colección de gamos cazados en abierto de toda España», aseguran desde Taxtrophy.

Síguenos en