fbpx

Este vídeo ha conmovido a miles de cazadores que estuvieron el 20M en Madrid

Este emotivo vídeo fue publicado ayer en las redes sociales y ya acumula cientos de miles de reproducciones en multitud de perfiles.

Uno de los manifestantes que aparecen en el vídeo del 20 M.
Uno de los manifestantes que aparecen en el vídeo del 20 M. © Rubén Montés

Este domingo, 20 de marzo, 800.000 cazadores se dieron cita en Madrid en la manifestación histórica en defensa del mundo rural y la caza. A pesar de que la mayoría de los asistentes eran cazadores, gran parte de los medios generalistas de nuestro país ‘olvidaron’ hablar del gran poder de convocatoria del sector cinegético; también fuera de nuestras fronteras, los medios internacionales no citaron en sus titulares a la caza.

Por ello, Jara y Sedal ha editado un vídeo en el que muestra la verdad del 20M: «Intentan censurarnos, pero Madrid ha visto un tsunami naranja. Ha oído las caracolas. 800.000 personas hicieron historia un 20 de marzo. No pueden ocultar el color que nos une. La lucha seguirá. Jara y Sedal mostrará la verdad. La caza va de naranja», señala el texto de la grabación.

En ésta, aparecen decenas de detalles de la marcha, rostros emocionados durante ésta, momentos de alegría que compartían los cazadores durante la dura jornada de viaje que tuvieron que vivir hasta llegar a la capital de España e instantes de reivindicación ante los ataques que el Gobierno está propiciando al sector cinegético.

Casi un millón de cazadores que se distinguían por el color naranja de sus prendas

Casi un millón de cazadores vestidos con chalecos, gorras y otras prendas de color naranja alzaron la voz este domingo en Madrid en una manifestación que tan sólo estuvo superada por aquellas en las que España luchó contra el terrorismo.

El sector cinegético luchó contra la reforma del Código Penal y el Anteproyecto de la Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales que podrían acabar con la caza. Al lado de esta gran mayoría de cazadores, se manifestaron ganaderos, agricultores y otros usuarios del mundo rural que, a la postre, fueron los que coparon los titulares de los grandes medios generalistas.