fbpx

Podemos acepta sacar a los perros de caza de su ley animalista pero mantiene el resto de ataques a la actividad

Unidas Podemos ha propuesto al PSOE añadir una excepción que permita que los perros de caza queden fuera de la ley animalista durante el periodo que dure la actividad cinegética con el fin de sacar adelante la polémica normativa.

Ione Belarra
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. © Europa Press
Publicado: 7 de diciembre de 2022 / Actualizado el: 2022/12/07 - 12:07

Amainan los desencuentros entre el PSOE y Unidas Podemos, los dos socios del actual Gobierno, por la futura Ley de Bienestar Animal. Hace unas semanas los socialistas defendieron que su enmienda presentada en la que se excluían a los perros de caza, rehalas, aves de cetrería y animales auxiliares continuaría adelante en su tramitación dentro de la Comisión de Derechos Sociales, donde esperan contar con el apoyo de otros grupos políticos pero la formación morada se opuso a ello. Ahora el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 -dirigido por Unidas Podemos- ha propuesto al PSOE un punto intermedio para la protección de los perros de caza con el objetivo de desbloquear las negociaciones de la ley, según fuentes del gabinete de Ione Belarra han desvelado al diario Público.

Recordamos que, en el mes de septiembre, Unidas Podemos ya se planteó no votar a favor del proyecto de ley de protección, derechos y bienestar animal, a pesar de haber sido impulsado por su partido, si el texto incorporaba finalmente la citada enmienda del PSOE que excluiría de la norma a los perros de caza y otros animales de trabajo para dotarlos de su propia normativa.

La propuesta de Unidas Podemos para que la ley animalista salga adelante

Sergio García Torres
Sergio García Torres, director general de derechos de los animales.

Según fuentes del gabinete de Ione Belarra han desvelado al citado medio, la idea es añadir una excepción que permita que los dueños de los perros de caza queden fuera de la ley durante el periodo que dure la actividad cinegética. Para elaborar esta propuesta, Derechos Sociales ha tomado como referencia la actual ley autonómica de Castilla-La Mancha, aprobada por el Gobierno de García-Page en 2020.

Según se recoge en la citada Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales de Castilla-La Mancha, la persona responsable de los perros tendrá que garantizar el cumplimiento de sus obligaciones «de cuidar y proteger a los animales de las agresiones, situaciones de peligro, incomodidades y molestias que otras personas o animales les puedan ocasionar» y de «evitar las agresiones o molestias del animal a las personas o a otros animales, así como la producción de otro tipo de daño» durante el ejercicio de la caza.

La ley animalista seguiría afectando a la caza

Si bien Unidas Podemos ha propuesto dejar a los perros de caza fuera de la ley, solo lo ha hecho en cuanto a la duración de la jornada cinegética, lo que significa que de salir adelante la normativa sí afectaría negativamente a la caza.

Recordamos que seguirían vigentes otras polémicas partes del articulado como la que recoge la prohibición de «la tenencia, cría y comercio de animales de fauna silvestre en cautividad que no estén incluidos en el listado positivo de animales de compañía», lo que pondría en serio peligro modalidades como la de la caza de perdiz con reclamo o que los actuales perros potencialmente peligrosos dejen de tener esa consideración a la espera de un test que los catalogue como «perros de manejo especial», catalogación que recibirían los perros de caza por defecto.

También mantiene la censura a los documentales de caza, la prohibición del silvestrismo y el tiro a pichón, así como otras prohibiciones con polémicas sanciones de hasta 10.000 euros como tener a un perro sin haber hecho un cursillo, ejercer la mendicidad con un can, que una perra se quede preñada sin permiso, dejar peces sin supervisar más de tres días o que tu perro esté en el patio.

Síguenos en