fbpx

Un bando de torcaces nubla el cielo de un pueblo: el sueño de cualquier cazador

Miles de palomas torcaces sobrevuelan este pueblo en Pirineos en un vídeo que ha dejado a los cazadores boquiabiertos.

Javier Fernandez-Caballero

Hace unos días publicábamos en Jara y Sedal un vídeo en el que se veía a un dron colarse en un bando de palomas torcaces filmando unas bellísimas imágenes. Hoy, también las torcaces son las protagonistas, pero en este caso con un bando nublando el cielo de la localidad francesa de Tarbes, ubicada en el departamento de los Altos Pirineos.

Se trata de uno de los miles de movimientos que estas aves realizan hasta nuestro país. De hecho, tal y como publicábamos hace unos días, hasta 2,6 millones de palomas han podido cruzar los Pirineos durante estas semanas.

Las principales líneas de pase de palomas han recibido entre 2,4 y 2,6 millones de este ave hacia la Península Ibérica; en concreto, en los pasos de Costa (717.218), Echalar (570.573). Quinto Real (683.184), Valcarlos (510,400), Irati (2.910) y Cerdaña (5.080).

En nuestro país las palomas torcaces se concentran a finales de otoño e invierno, llegando a causar graves problemas en algunas zonas adehesadas por la gran cantidad de bellotas de las que se alimentan, esquilmando los encinares destinados al apreciado cerdo ibérico.

En algunos países de Europa se la considera plaga, dado que los grandes bandos en los que llegan a reunirse provocan cuantiosos daños en algunos cultivos agrícolas. En los últimos años se ha sugerido que las palomas juegan un papel importante en la transmisión de la tricomoniasis, una enfermedad típica de estas aves que está repuntando en los últimos años y que pone en jaque a las poblaciones, si bien es más común en las palomas urbanas.

Mostramos a continuación el otro vídeo similar al protagonista de esta noticia y que publicamos a inicios de noviembre.

¿Por qué cada temporada hay más palomas torcaces y se ven todo el año?

Las investigaciones apuntan a que en España existen alrededor de unos 10.000.000 de estas aves distribuidas, principalmente, en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña y Andalucía. Los estudios nos dicen que su población total parece mantenerse estable desde finales de los años 90.  Nos lo cuenta Ciencia y Caza.