fbpx

Un pequeño jabalí con unas afiladísimas navajas le ataca y se salva gracias al kevlar de sus pantalones

Este 'pequeño' jabalí lanzó el pasado 7 de noviembre un peligroso ataque a este joven al intentar rematarlo en una batida en Castellón.

jabalí

El joven cazador Raúl Monzonis Monterde cazó, el pasado7 de noviembre durante una batida en las cercanías de la localidad castellonense de Ayódar, un jabalí que le atacó al rematarlo y cuyo lance ha narrado a Jara y Sedal con motivo del concurso que tiene puesto en marcha junto a Beretta Benelli Ibérica.

«Esa jornada se planteaba como un día más de caza en el coto de mi pueblo, Ayódar, junto a mi padre, mi hermano y el resto del pequeño grupo de cazadores del pueblo», comienza narrando el joven. «Soltamos los perros y avanzamos, poco a poco, a través del monte, sin ver señal alguna de animales, hasta que llegamos a un barranco muy cerrado, donde siempre suelen encamarse. Los perros lo localizaron enseguida y entraron al barranco donde lo desencamaron rápidamente», describe.

Al rato se escuchó un disparo seco: el puesto que había disparado avisó de que había herido a un jabalí, ya que dejó tras de sí un visible rastro de sangre. «Me dirigí hacia allí lo más rápido que pude, para intentar llegar antes que los perros y evitar el conflicto entre jabalí y canes. Y menos mal que lo hice», explica Raúl.

Así fue el ataque al joven: le atravesó el pantalón

El jabalí, en el lugar en el que fue abatido. © R.M.

Cuando llegó cerca de allí, el perro más puntero ya estaba en el lugar y ladraba insistentemente. «Cuando me acerqué al perro, escuche respirar al jabalí, y al girar un lentisco, allí lo vi tumbado. Como me parecía pequeño y no se movía, decidí rematarlo a cuchillo para no dañar la carne, pero cuando ya casi estaba encima de él se levantó rápidamente a por mí», narra sobre el ataque.

«Yo intenté retroceder rápidamente al ver que era más grande de lo que aparentaba allí tumbado, pero cuando ya lo vi encima, cuchillo en mano, intenté parar la embestida, lo cogí con una mano y le clavé el cuchillo lo mejor que pude». Después, en pleno forcejeo, el jabalí aprovechó que lo había cogido del lomo y de cara, debido a su agresiva embestida y le mordió un pliegue del pantalón y evitó una desgracia mayor gracias a la protección de kevlar de sus pantalones Hart. «Cuando vi que flojeo al clavar el cuchillo la primera vez, lo cogí mejor para clavarle de nuevo el cuchillo y acabar así con su sufrimiento», añade Raúl.

Raúl ha mostrado su agradecimiento al compañero que disparó al jabalí por regalarle el trofeo del animal, puesto que cuando lo estaban desollando se dieron cuenta de que la bala apenas había rozado la parte inferior de su abdomen.

La mejor historia de caza de esta temporada tiene un premio valorado en 1.700€ en Jara y Sedal

La mejor historia de caza de esta temporada tiene un premio valorado en 1.700€ en Jara y Sedal
Jara y Sedal y BBI organizan un concurso de historias de caza en el que podrás ganar este magnífico visor Burris Ballistic Laserscope III. © Burris

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias al concurso que comienza hoy.  Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico visor de caza Burris Ballistic III 4-16×50 con telémetro y programa balístico integrado.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. Aquí te contamos cómo participar.