fbpx

Cazadores dan de comer a las tórtolas tras prohibirse su caza: «Los animalistas estarán de cervezas»

Comienzan a llegar a nuestra redacción vídeos de cazadores que aportan alimento a palomas torcaces y tórtolas.

Tórtola comiendo trigo aportado por cazadores. © Archivo JyS
Tórtola comiendo trigo aportado por cazadores. © Archivo JyS

El sector cinegético en España ha sido pionero en la implementación de medidas que han permitido la mejora del hábitat de la tórtola (Streptopelia turtur) en los últimos años. Gracias a esto, se ha logrado estabilizar las poblaciones y recuperar moderadamente la especie. Ahora, la decisión del Gobierno de establecer una moratoria a su caza repercutirá negativamente sobre ésta, como así ha expresado uno de los mayores expertos de España en tórtolas: Gregorio Rocha, que es científico, investigador y doctor en Veterinaria por la Universidad de Extremadura, Ingeniero Forestal y del medio natural.

Por ello, son numerosos los cazadores que en los últimos días están demostrando con documentos gráficos cómo ayudan a la reproducción y asentamiento de la especie en sus cotos a pesar de la prohibición de su caza al menos por esta temporada. Un ejemplo es el de este agricultor y cazador de Cuenca, que prefiere mantenerse en el anonimato, y que ha enviado a Jara y Sedal este vídeo desde su cosechadora en el que vierte cereal para que coman las aves protegidas, y no protegidas, de su coto: «Los animalistas estarán de cervezas, y mientras aquí les queda un regalo (trigo) a las de las plumas, que les aproveche…», defiende.  

En este otro vídeo, el cazador castellonense Antonio Peinado también expone cómo se cuida a cientos de aves en su coto de caza: «Cientos de torcaces y tórtolas en el coto de Benicarló,  comiendo y bebiendo gracias a los cazadores y no a los ecologistas», exclama. Estas son las imágenes.

El 95% de la inversión para la recuperación del hábitat de la tórtola, financiada por cazadores

En un vídeo publicado por FACE esta semana, se exponen razones de peso sobre por qué es fundamental seguir manteniendo como especie cinegética a la tórtola para que los cazadores sigan cuidándola en sus cotos: «En la Europa occidental hay millones de cazadores que llevan trabajando durante décadas en la conservación de la tórtola y su hábitat. El 95% de la inversión para la recuperación del hábitat de esta especie es financiada por cazadores, quienes dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo cumpliendo los criterios de sostenibilidad», expone la grabación.

El principal problema que afecta a la tórtola es la pérdida de hábitat provocada principalmente por los cambios en las prácticas agrícolas. Y dejar de cazar la tórtola no hará que se multiplique la población que actualmente se estima entre 1,4 y 2,3 millones de parejas de tórtolas, lo que supone el 40% de los ejemplares reproductores de toda Europa.