fbpx

Este vídeo de Bergara se convierte en un extraordinario homenaje a la caza

Carrillo relata por qué el mundo cinegético va intrínseco con el ser humano y forma parte de su vida.

rafa carrillo
© R. C.

Rafa Carrillo, conocido en el mundo cinegético por ser la imagen del grupo Bergara en nuestro país, ha protagonizado un espectacular vídeo que se ha convertido en un extraordinario homenaje a la caza.

En varias escenas cinegéticas del experimentado cazador, éste relata por qué este mundo va intrínseco con el ser humano y forma parte de su vida, además de la pasión con la que él mismo lo vive. Este es el emocionante texto que Carrillo narra durante un vídeo que, sin duda, está lleno de valores:

Hay momentos que son verdaderamente inolvidables, y que aparte de quedarse grabados en mi retina permanecen para siempre en mi interior. El cazador es un ser más dentro de la naturaleza, en plena comunión con ella, partícipe de los ciclos de la vida y la muerte, pues el sacrificio de la caza da lugar a la prosperidad de la vida.

El respeto por el entorno es la huella que dejaremos en el tiempo. Nos hace entender a la naturaleza, nos invita a detectar el sonido del silencio, aprendemos a disfrutar del frío, la lluvia, el viento…

Este mundo nos hace encontrar verdaderos amigos, a saber cuidar a nuestros perros, a nuestro rifle, sin el cual no serían posible las jornadas. Por eso debemos confiar en su precisión y fiabilidad para que, cuando llegue el momento de la verdad, no tengamos ninguna duda de su eficacia, sobre todo en el momento del disparo.

La caza nos hace mejores día a día, pero debes esforzarte para ser tocado por su magia. A veces nos atrae sufrir, pero cazando nos sentimos como en casa.

Cazar no es parte de lo que hago, es parte de lo que soy.

Este es, probablemente, el mejor vídeo de lances de caza mayor grabado con un dron

lances de montería desde dron

Si hay algo que caracteriza a la montería española es la gran cantidad de apasionantes lances que se desarrollan en ella. Fruto del gran trabajo de los perro de rehala, jabalíes, ciervos y otros ungulados abandonan la mancha a toda velocidad pasando en ocasiones por los puestos como alma que lleva el diablo. Es la pericia del cazador la que le permitirá frenar la galopada de la pieza, si es que lo consigue. En el siguiente vídeo se muestran apasionantes lances como los descritos, pero filmados de un modo muy particular: con un dron.