fbpx

Un jabalí oculto da un susto de muerte al perro de caza que lo muestra como si fuera una perdiz

El can indica a su dueño la posición del cochino, pero lo que no imaginan ninguno de los dos es que la situación va a resultar un tanto comprometida.

perro caza jabalí
Pointer y jabalí. © Shutterstock

«Hay un jabalí ahí debajo de ese matorral», dice el protagonista del siguiente vídeo mientras graba a su perro de caza de nombre Zar. El can muestra al cochino y, este último no hace ni la más mínima intención de abandonar el lugar en el que se encuentra encamado.

«Hostia, sí está prieto. Quieto Zar. Quieto», le dice el hombre a su perro para que no se acerque más al cochino. Tras unos segundos de intriga, que se hace eternos, algo se mueve bajo la espesa capa de ramas.

«Sal de ahí. Vamos sal. Zar, déjalo. ¡Ven aquí!, ¡ven aquí!», dice por último el hombre, sin conseguir que su perro abandone el lugar, antes de que el jabalí les ataque. En ese instante el suido se levanta y carga contra el can estando a punto de alcanzarlo.

Sirva como ejemplo el vídeo para demostrar la especial capacidad del jabalí para escamarse casi en cualquier sitio y de lo peligroso que puede resultar enfrentarnos a ellos cuando no se dispone de un arma con el que frenar su embestida.

@jara_y_sedal Un perro de caza muestra un jabalí… y se lleva un buen susto #jabali #perro #susto ♬ sonido original – Jara y Sedal

¿Por qué son tan peligrosos los colmillos del jabalí?

Las amoladeras –piezas dentales situadas en el maxilar superior– producen un desgaste sobre el colmillo que afila sus bordes y su punta, confiriéndole una importante capacidad de penetración y corte. Por eso, los cazadores se refieren a ellos como «navajas».

Esa capacidad de corte, unida a la tremenda fuerza que tiene el jabalí, hace que el poder de desgarro sobre sus víctimas sea terrible, llegando a provocarles espantosas heridas, como ya hemos informado en anteriores ocasiones en Jara y Sedal.

Por su altura, cuando un jabalí ataca suele alcanzar las piernas del cazador. Esto es especialmente peligroso si el animal golpea la zona de la arteria femoral. De hecho, en España por desgracia todos los años muere algún cazador por este tipo de lesión.

Para estar preparado ante una situación así, Jara y Sedal contactó con Juan Francisco Delgado, médico de la Unidad Medicalizada de Emergencias de Salamanca, el cual nos ofreció unas nociones básicas sobre cómo aplicar los primeros auxilios a un cazador herido por un jabalí. Puedes leer el artículo completo aquí.