fbpx

Peligroso lance a un jabalí: esto es lo que un cazador jamás debe hacer

Dos hombres disparan a un jabalí junto a un camino y un pastor con un rebaño de ovejas. El animal se les arranca herido en uno de los lances más peligrosos que hemos visto y que han sido de los más reproducidos en 2020.

El vídeo de los dos cazadores abatiendo al jabalí en el peligroso lance. © YouTube

No nos cansamos de repetir las normas básicas de seguridad que debemos respetar siempre durante nuestras cacerías, aunque a veces haya algún individuo capaz de cometer una imprudencia de este calibre.

Si bien las imágenes no ha sido filmadas en España, nos sirven para ilustrar lo que jamás se debe hacer con un arma cuando estamos cazando. Porque el individuo no solo comete un único acto de riesgo, si no que son varios. La primera imprudencia que aparece en el vídeo es la de disparar a un jabalí al lado de un camino, algo que está terminantemente prohibido en toda España. Aunque cada comunidad fija sus propios límites, este aprieta el gatillo tan cerca de la vía que estaría prohibido en cualquiera de nuestras comunidades.

En segundo lugar, no se aseguran de haberlo abatido por completo y se acercan al jabalí. En ese momento éste se les arranca y uno de los cazadores vuelve a disparar casi al lado de otro, con el peligro que ello supone si la bala rebota. Incluso podría haber herido al pastor que se encuentra en la parte de atrás del peligroso lance.

Lance extremo: un jabalí ataca a un arquero y este le dispara a solo dos metros

jabalí
El jabalí embistiendo al arquero. / JyS

El pasado mes de enero, el cazador Florentín García participó en una montería celebrada en la provincia de Córdoba y le sucedió un peligrosísimo hecho que, además, grabó con su cámara. García practica desde hace tres décadas la caza con arco y afirma que nunca le había sucedido algo así.

El animal llegaba al puesto herido de un disparo del puesto anterior, por lo que intentaron tener visión de su costado para soltar la flecha. Al detectar la presencia del cazador, en lugar de girar y huir, el animal cargó contra el cazador, teniendo que disparar Florentín en el último segundo.

«Si llego a fallar estoy seguro que nos hubiera costado un buen disgusto», afirma en el documento gráfico García, que iba acompañado de un amigo. Este es el vídeo.