fbpx

Este joven cazador reclama un corzo hasta sus pies y vive un emotivo e interminable lance junto a su padre

Este joven cazador aguantó el tipo ante un corzo que se acercó a la llamada de su reclamo a tan solo cuatro metros de donde se encontraba. Su padre nos cuenta cómo fue el mágico momento.

lance corzo Turillo
El joven cazador mirando al corzo. © YouTube

El cazador Miguel Ángel Turrillo, conocido en la comunicación corporativa y producción de documentales de caza y naturaleza, publicó el pasado fin de semana un emocionante vídeo en el que aparece junto a su hijo, Mario Turrillo, en un lance a un corzo en la provincia de Las Landas, en Francia. En la filmación se puede ver al pequeño cérvido cómo se acerca a solo unos metros de donde se encontraban.

Mario protagoniza la serie documental El corzo de Hornady, que formará parte de la temporada 2023, a pesar de que el vídeo fue grabado hace dos años en este rincón galo. «Llevo quince años cazando en Francia, y aunque Mario había venido conmigo cuando era menor, esta era su primera temporada con permiso de armas», explica su progenitor.

«El vídeo lo tenía guardado y no veía el momento de que viese la luz, hasta que finalmente he decidido que fuese ahora cuando había que publicarlo», expone Turrillo a esta redacción.

Así se enfrentó a la situación el joven

Era la primera vez que el joven Mario se enfrentaba a una situación similar: tras un viaje de 16 horas desde Ciudad Real en el que ocurrieron incidentes como que se les rompió el vehículo que llevaban y tuvieron incluso que coger uno de sustitución, el menor de los Turrillo «aguantó el tipo de una forma increíble». «Estuvimos 40 minutos delante del corzo era evidente que era un corzo que podía tener futro, de unos dos años de edad solamente, por eso decidimos no dispararle; además, no era el que teníamos controlado», expone Miguel Ángel.

Mientras reclamaban, sintieron cómo les entró: «Lo curioso fue que un chaval tan joven supiese que hay que respetar y aguantar el tipo sin ponerse nervioso, y luego el hecho de que el corzo se nos fuese hacia atrás. Fue sorprendente. Además, no teníamos nada de camuflaje», dice aún sorprendido el cazador.  

El animal que tenían visto, de unos ocho años, «no aparece en las imágenes», pero lo terminaron abatiendo en otra zona, «a las espaldas de donde estábamos».

YouTube video