fbpx

Graban a una piara de jabalíes berrugosos robándole la caza a un guepardo

El félido había capturado un impala pero esta piara de facocheros apareció entonces en escena para robárselo.

La faceta carroñera de los jabalíes es algo que ya te hemos mostrado varias veces en Jara y Sedal incluso a plena luz del día -algo aseverado incluso científicamente-, pero no por ello las imágenes que nos llegan dejan de ser sorprendentes. En esta ocasión te mostramos las de unos jabalíes verrugosos o facocheros que decidieron hacer un cambio en su dieta ante la mirada atónita de unos turistas en un safari en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Sigilosamente, entraron para tratar de hacerse con el impala que había cazado un guepardo.

El canal de YouTube Kruger Sightings ha publicado el vídeo del momento en el que los jabalíes se comen al mamífero. En la grabación habla Shakera Kaloo, uno de los guías del Safari: «Nos sorprendió, ya que no esperábamos ver algo así. El guepardo se sentaba cerca de la presa, mirando a su alrededor para asegurarse de que todo estuviera despejado antes de concentrarse en su comida. Fue entonces cuando una piara de jabalíes se acercó cada vez más al impala».

Todos quedaron muy sorprendidos, ya que es usual ver a jabalíes alimentándose de hierbas, raíces, tubérculos, frutos y toda clase de vegetales… menos de carne. «Nunca hemos visto a un jabalí haciendo esto, ni sabíamos que los jabalíes comiesen carroña», agrega en la grabación Shakera, en la que se ve cómo los suidos acceden a por los restos del antílope.

Algunos internautas han apostado en sus comentarios porque el félido probablemente ya estuviese saciado. ¿Tú qué opinas?

Un jabalí se come una cierva muerta en mitad de una montería

jabalí se come un ciervo
El jabalí apareció de entre la maleza y comenzó a comerse al cérvido muerto. / Instagram

Las imágenes de un jabalí que baja del monte para comenzar a comerse la canal de una cierva que yace en mitad de un camino corrieron hace unos meses como la pólvora en las redes sociales. Lo más curioso de todo es que se trataba del lugar de la suelta y algunos de los rehaleros, ya con los perros en el camión, comienzan a grabarlo en vídeo. Te mostramos las imágenes.

Deja una respuesta