fbpx

Un vaca brava recién parida embiste a un ganadero que les llevó comida tras la nevada

José Manuel Galán tuvo que subirse a una encina y estar «casi una hora sobre el árbol, porque era imposible bajarse», ha señalado a Jara y Sedal.

Javier Fernandez-Caballero

Múltiples son las estampas que nos está dejando Filomena. Bellas fotografías y vídeos en los que se ven auténticas postales donde el blanco predomina y que hacen que estas nevadas históricas queden en nuestra retina.  

Pero tras las bonitas imágenes de la nieve, viene la problemática derivada que deben afrontar aquellos que se dedican al cuidado de los animales: ganaderos y ganaderas que afrontan estos días las dificultades de un clima adverso y hostil para llegar hasta su ganado, comprobar el estado de los mismos y proveerles de alimento.

Es el caso del ganadero de bravo toledano José Manuel Galán, quien tirando de tractor y pala, se abrió paso entre la intensa nevada para dar alimento a sus animales de la ganadería de La Olivilla. Cuando para su sorpresa, una de ellas había dado a luz a «Calladito» un nuevo macho de la ganadería y quien en sus primeras horas de vida había tenido que superar temperaturas que rozaron los -18ºC bajo cero, lo que demuestra la fortaleza de estos animales. Y es que en el paraje donde pastan las madres de la ganadería, sin más resguardo que el de los árboles las duras condiciones climáticas de este temporal se acentúan, dificultando más aún si cabe el acceso a las reses.

Es tal el instinto de supervivencia y protección de estas madres, que a pesar de que el ganadero pretendía cerciorarse del bienestar de la cría y proveer de paja a modo de cama a ambas, la madre arremetió bravamente contra él, teniendo que buscar refugio sobre un árbol y a pesar de tratar de zafarse de las acometidas del animal, según ha declarado el propio ganadero: «Estuve casi una hora sobre el árbol, porque era imposible bajarse».

Un vídeo que ya se ha viralizado en las redes sociales y que no hace sino recalcar que, lejos de los autoproclamados animalistas, los que realmente procuran el bienestar de los animales, son aquellos que ponen incluso en riesgo su integridad física para llegar a los rincones más recónditos para alimentarlos y procurar su bienestar.

A partir del minuto 01:25 se puede ver la embestida de la vaca al hombre, que tiene que subirse a una encina.

El lobo ataca a la ganadería de Domingo Hernández: «Sufrimos sus ataques a diario»

El lobo ataca a la ganadería de Domingo Hernández: «Sufrimos sus ataques a diario»
Dos de los cerdos atacados por los lobos en la ganadería de Domingo. © D. H.

La ganadería brava de Domingo Hernández, ubicada en la provincia de Salamanca, ha denunciado la muerte de más de 60 animales por ataques de lobo en este 2020 entre becerros y añojas bravas y cerdos ibéricos.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Jara y Sedal el ganadero: «Los ataques de lobo se llevan intensificando en nuestra finca desde hace un año y medio aproximadamente. Lo que antes era de forma puntual se ha ido convirtiendo en algo más y más grave», denuncia el joven ganadero.