fbpx

Este perro de caza protagoniza un increíble cobro ¡buceando!

Este perro de caza es capaz de cobrar bajo el agua todo lo que su dueña le indique. Nada le tiene que envidiar a nuestro perro de aguas.

Javier Fernandez-Caballero

La pasión con la que un braco alemán puede cumplir su función de cobrar piezas puede llegar a límites insospechados, como el que te mostramos a continuación. En él se ve cómo su dueña le tira un señuelo al fondo de una piscina y, sin pensárselo dos veces, el can corre tras ella, espera que se hunda, y cuando ya está en el fondo de ésta… ¡se lanza a por ella y está varios segundos bajo el agua!

La grabación, publicada el pasado viernes en Facebook, cuenta con miles de reproducciones y ha sido compartida decenas de veces por lo sorpresiva de la situación. Los cazadores saben del empeño que este tipo de razas ponen a la hora de cobrar una pieza, pero seguro que sueñan tener un perro como el del vídeo en sus jornadas cinegéticas.

Estos cachorros de braco alemán de dos meses ya muestran su instinto de perro de caza

A continuación te mostramos una muestra con la caña de seis cachorros de braco alemán que seguro que se te quedará grabada varios días en la mente. A pesar de tener tan sólo unas semanas de vida, son capaces de mostrar dónde se encuentra el señuelo que el cazador ha colocado en el suelo para ver su instinto de muestra con la ayuda de la caña.

Sin lanzarse a por él, sino señalando al cazador dónde está la pieza, todos y cada uno de los seis canes van consiguiendo la perfección que todo amante del mundo cinegético con perros pretende alcanzar.

La caña es un método que se utiliza para probar el instinto de muestra de los cachorros de estas razas, aunque se dice que no hay que abusar de ella, porque acabarían mostrando solo de vista y no con el olfatoTe mostramos el vídeo.

Dos cachorros de braco alemán protagonizan una maravillosa muestra a un conejo

conejo cachorros
Dos momentos del vídeo. / Facebook

El vídeo que te mostramos a continuación seguro que te impresiona. Está protagonizado por dos ejemplares aún cachorros de braco alemán, y en él se ve cómo hacen a la perfección la muestra a un conejo. La ‘presa’, que con su comportamiento evidencia que se trata de un ejemplar criado en cautividad, aguanta estoica la muestra durante unos segundos que parecen eternos. Te lo mostramos.

Deja una respuesta