fbpx

La enorme cuerna de un ciervo escondido en esta siembra lo delata

El animal permanece tumbado ajeno a quienes graban el vídeo que cazadores de todo el mundo no paran de compartir en los últimos días.

ciervo escondido en una siembra

La siembra es un escondite perfecto para un cérvido, siempre que sus defensas no sean más altas que la propia vegetación y eso ayude a que otros depredadores o cazadores lo detecten. Es lo que le ocurre a este ciervo, cuya tremenda cuerna se puede avistar por encima de la plantación a varios cientos de metros de distancia.

El animal permanece tumbado ajeno a quienes graban el vídeo que cazadores de todo el mundo no paran de compartir en los últimos días. No es hasta el último instante, al escuchar la voz del hombre que se acerca, cuando el enorme ciervo sale huyendo, propiciando así otra estampa bella al ver correr a la pieza por el sembrado.

El ciervo, además, posee borra, un pequeño pelaje que le crece durante finales de la primavera y verano que hace que sus cuernas sean más gruesas de lo normal. Esta especie de terciopelo que forra toda su cuerna la tienen hasta el final del verano.

Otros dos ciervos tumbados en un campo de cereal y de los que sólo asoman sus cuernas

ciervos

En este otro vídeo, que se hizo popular hace unos años, se ve también cómo dos ciervos permanecen echados en medio de otro campo de cereal y cuando se levantan se ven de verdad las dimensiones de sus cuernas. Más allá del trofeo, llama la atención cómo a los animales, que creían estar bien escondidos tumbados en mitad del cereal, se les veía desde lejos al asomar las palmas de sus cuernas: esta es la grabación.