fbpx

Un dron graba una pelota de más de 100 ciervos desde el aire

Las increíbles imágenes han sido filmadas con un dron y acumulan cientos de miles de visualizaciones en las redes sociales.

pelota ciervos

Las imágenes están tomadas con un dron y son de una gran belleza por la hora en las que han sido filmadas, por las distintas perspectivas que la cámara ofrece y por el conjunto de los ciervos que corren en medio de un bosque de Croacia.

Se trata de una imagen realmente espectacular en la que un dron graba un grupo de más de 100 ciervos desde el aire. Apenas es un minuto de grabación, pero lo impactante de ésta ha llevado al vídeo a ser compartido en miles de ocasiones y a ser visto en más de 300.000 ocasiones en los últimos días en Facebook.

¿Por qué y cómo se agrupan los ciervos?

El comportamiento de los ungulados silvestres, en concreto el ciervo, es una de esas cosas que siempre «esconde» algo detrás. Aunque todos sabemos que los ciervos se agrupan en función del sexo, siguen siendo varios los factores que parecen afectar a este hecho y escasas las explicaciones al respecto.

Un estudio firmado por Miranda y colaboradores y del que hace unos años se hizo eco Ciencia y Caza, estudió la dieta y selección de nutrientes en tres grupos de ciervos según edades y sexos; machos adultos, hembras adultas y juveniles (por debajo de 24 meses de edad). La separación entre sexos en la búsqueda de alimento se hizo patente durante la berrea, cuando las hembras adultas y juveniles prefirieron las zonas de matorrales en mayor medida que los machos.

Los autores afirman que la agrupación de sexos y edades depende de factores como la baja calidad del alimento y las distintas maneras o «estrategias» para mantener una buena salud.

Una pelota de gamos con una sorpresa especial

En la primera de las grabaciones que te mostramos a continuación podemos observar cómo se filma a una enorme pelota de gamos que recorren una llanura. El grupo es liderado por varias hembras saltarinas, seguidas por un tropel de machos de buen tamaño. Las palas de sus trofeos brincan de derecha a izquierda cuando de pronto, un gamo blanco llama la atención entre ellos.

Se trata de un ejemplar majestuoso que, siendo igual de elegante y grácil que sus congéneres, destaca en el conjunto. Su espectacular capa hace que sea visible a varios cientos de metros. Mientras la pelota continúa con su carrera y se funde con el entorno, el macho inmaculado brilla como un faro. Esta es la imagen.