fbpx

Darío, el niño de tres años que nació rehalero

Este pequeño rehalero de tres años ya acudía de montería desde que estaba en el vientre de su madre.

El pequeño rehalero.

El pequeño Darío Valenzuela, de tres años de edad, es ya «un emblema» para todos los cazadores de la zona de la localidad jiennense de Mancha Real. Darío se ha criado «mamando» la pasión por el mundo cinegético y ya con ocho meses en la barriga de su madre iba de montería acompañando a su progenitor, Alfonso Valenzuela Gutiérrez, que ha narrado a Jara y Sedal este 19 de abril la afición del pequeño a la caza.

En gran parte de las cacerías en las que ha tomado parte la rehala de su padre, el pequeño Darío ha estado presente. Aunque en los primeros meses y el primer año de vida lo hacía con menos intensidad, poco a poco ha ido aprendiendo el oficio, apasionándose por todos y cada uno de los momentos que conlleva una jornada montera.

«Su forma de involucrarse con esta pasión es increíble»

Alfonso, de 32 años de edad, tiene dos rehalas de podencos y grifones en el citado municipio andaluz y ha inculcado a su hijo la entrega por el mundo cinegético desde sus primeros meses de vida: «Su forma de involucrarse con esta pasión, de la que él mismo me pide participar, es increíble», confiesa Alfonso. Los vídeos ayudando a su padre a echar de comer a los canes dan fe de la afición del pequeño.

«Él disfruta cada momento, siempre está pensando en la siguiente y la verdad que promete mucho dentro del mundo de la caza», dice orgulloso su padre. Y además asegura: «Lo que más tranquilo me deja es que podré transmitir a mi hijo los valores que lleva consigo este sector».

El resto de su familia, también orgullosa del pequeño

La caza es una tradición que ha pasado de generación en generación en la familia Valenzuela, ya que el abuelo del menor también fue rehalero y ha sabido transmitir su amor por la cinegética.

Estamos seguros de que Darío Valenzuela continuará con el legado. Dejamos a continuación el vídeo que atestigua que pasión no le falta.

Cuatro pequeños cazadores más que demuestran que el futuro de la caza está asegurado

Cuatro niños que ya muestran su pasión por la caza.
Cuatro niños que ya muestran su pasión por la caza.

En los últimos meses, Jara y Sedal ha publicado múltiples historias de niños que han recogido el legado de sus padres y, a pesar de su poca edad, ya muestran amor por la caza. De todas las narradas en este medio, hoy recopilamos las cuatro que más éxito han tenido: están protagonizadas por pequeños que han enamorado a las redes sociales y a millones de cazadores por sus dotes o su forma de actuar para la edad que tienen. Estas son sus historias.