fbpx

Caza un corzo de ocho puntas con la cuerna llena de perlas en Cuenca

Un cazador ha abatido un espectacular corzo en un coto social con poca densidad y tradición corcera: «Llevamos tan sólo unos años cazándolos en esta zona».

El cazador J. V., cuya identidad prefiere mantener en el anonimato, abatió el pasado fin de semana un espectacular ejemplar de corzo cuyo trofeo podría ser medalla de oro. Se trata, además, del primer ejemplar de este porte que se caza en la historia de su coto social, que hace tan sólo unos lustros que permitió la caza de los pequeños cérvidos tras extenderse por esta provincia castellanomanchega.

El cazador ha detallado a Jara y Sedal cómo dio con este impactante animal que tiene 20 centímetros de roseta, 8 puntas y una altura de unos 26 centímetros en cada una de las cuernas: todo un portento de ‘duende’.

«Llevamos tan sólo unos años cazando el corzo en esta zona, y aunque no hay una población exagerada, sí que se están viendo ya ejemplares de gran porte, como el protagonista de hoy», explica el cazador.

El día que abatió este animal, J. V. madrugó mucho y a las 6:00 horas de la mañana ya estaba en el campo esperando el amanecer. «Me asomé a una zona de pastoreo y comenzó a ladrarme un animal, pero posteriormente desapareció», explica. Era el corzo protagonista de esta historia, que tras el encuentro con el cazador, decidió esconderse.

Un disparo a 200 metros de distancia

Más imágenes del gran animal. © J. M.

Pasada una media hora, el cazador localizó otras dos corzas y, al instante, dio con el gran ejemplar: «Estaba a unos 200 metros de distancia y creí que era el lugar idóneo para disparar, en vez de recechar más terreno ya que iba a ser peligroso porque podía hacer que el corzo se escapase», narra el cazador a este medio. Por ello preparó su rifle Merkel en calibre .338 con visor Leica y munición Winchester Power Point de 200 grains… ¡y acertó a la primera!

Al ir a cobrar la pieza, el cazador quedó sorprendido por la magnitud de ésta: en una primera medición oficiosa, su trofeo ha dado medalla de oro, todo un portento de corzo cazado en este joven coto conquense.

Caza un extraño corzo con una especie de palma en una de sus cuernas

El corzo, tras ser abatido. © F. C.

El cazador madrileño Francisco Cortina abatió, el pasado jueves 1 de abril, y recién estrenada la temporada corcera en nuestro país, un espectacular ejemplar con siete puntas y una palma en la parte superior de una de ellas. Se trata de uno de los ‘duendes’ que más han llamado la atención de los cazadores en los últimos días y que más está dando qué hablar en este inicio del mes de abril. Así dio con él.