fbpx

Carpfishing: cómo fabricar un cebador para carpas artesanal con el tapón de una botella

Chuchín, uno de los pescadores más célebres en Facebook, enseña paso a paso cómo construir un cebador para el carpfishing con una tapa de la bebida energética Gatorade.

cebador carpas

Perder aparejos es un engorro. Y más, si éstos llevaban en el final de la línea anzuelos o cebadores apreciados por los propios pescadores (y que suponen, en conjunto, unas cuantas decenas de euros si se pierden varias veces). Muchos compañeros coincidirán en que un enganchón con un ramaje del fondo del pantano que desemboca en una ruptura de la línea da mucho enfado en mitad de una jornada, y mucho más cuando pierdes lo que llevabas…

Por eso Chuchín, uno de los pescadores más célebres en Facebook, publicó hace unos meses una forma casera de construir cebadores… ¡con una tapa de la bebida energética Gatorade! Te contamos paso a paso cómo lo hace.

Cuatro agujeros al tapón de botella para comenzar

En primer lugar, el pescador coge el tapón y le hace dos agujeros, cada uno en una extremidad, con el fin de atravesar la línea por ese lugar. Tras ello, y con la ayuda de un pequeño taladro, le hace otros dos agujeros justo en los otros dos cuartos restantes del tapón.  

La parte interior de un boli Bic entra en escena

El paso siguiente tiene a la parte interior de un boli Bic como protagonista: Chuchín quema una de sus extremidades para achatarla, posteriormente corta unos tres milímetros del pequeño tubo y lo introduce en los agujeros que ha realizado con el taladro con el fin de que el hilo trenzado que posteriormente colocará no se rompa al rozar. Tras poner el tubo del boli, quema de nuevo el plástico para que se adhiera al tapón y hace la misma operación con la otra parte.

Un alambre y un hilo trenzado, también necesarios

Tras ello, coge unos centímetros de alambre y engancha en la extremidad de éste el plomo; tras pasarlo por el tubo, vuelve a doblar el alambre. El siguiente paso es realizar nuevos agujeros en el tapón y lijar las virutas de plástico que salen; con ello, consigue que el artilugio se parezca más a un cebador y que pueda ir soltando poco a poco el engodo que se le añada.

El paso final

Por último, y con la ayuda de un quitavueltas y un hilo trenzado, vuelve a usar los otros dos agujeros previos que había realizado en los otros cuartos del tapón y, en ese lugar, incluye los anzuelos. Con este último paso, el cebador para pescar carpas ya está listo para su uso.