fbpx

Así interceptó la Guardia Civil un cepo gigante para jabalíes: uno de los más grandes jamás fabricados

Fueron necesarios dos agentes para transportar la monstruosa trampa, que contaba con unos grandes dientes metálicos y tenía que armarse con la ayuda de una llave inglesa.

Edu Pompa

Esta semana se convirtió en noticia el vídeo de un hombre que fue grabado por la Guardia Civil colocado un cepo para capturar conejos en Bollullos Par del Condado (Huelva). Diferentes medios de comunicación se hicieron eco de las imágenes en las que el anciano intentaba camuflar la trampa para atrapar a los roedores que se comían su viña.

Pero esa no ha sido la única intervención de la Guardia Civil incautando cepos de los últimos tiempos. El pasado 7 de febrero de 2013, otra pareja de agentes desactivó y retiró un cepo gigante para cazar jabalíes, uno de los más grandes jamás incautados, en Malagón (Ciudad Real). La terrorífica trampa, de dimensiones titánicas, tuvo que ser transportada por dos agentes debido a su elevado peso.

El jabalí es un animal duro y con una fuerza asombrosa. Por este motivo los que lo fabricaron soldaron afilados dientes capaces de retener a la presa tras el cierre del cepo. Además, se encontraba amarrado a un árbol con una gruesa cadena metálica, cuyo objetivo era evitar que el animal pudiera marcharse con él.

Un cepo para jabalíes capaz de herir gravemente a una persona

Otro dato que nos da una idea de la terrorífica «mordida» de esta trampa es que para armarla era necesario utilizar una llave y dar rosca a una tuerca que, poco a poco, conseguía armarlo: resultaba imposible abrirlo a mano.

Además de ser ilegal, instalar esta trampa es una auténtica barbaridad, puesto que si una persona, mascota o niño lo hubiese pisado habría resultado herido de gravedad. Todo un terrorífico invento furtivo que, por fortuna, los agentes retiraron de nuestros montes.

Tres ancianos ponen lazos para capturar un jabalí que les comía los tomates y cae el perro del vecino

Tres ancianos ponen lazos para capturar un jabalí que les comía los tomates y cae el perro del vecino
Un agente de la Guardia Civil detecta un lazo ilegal. / SEPRONA

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a tres septuagenarios granadinos como presuntos autores de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna por utilizar lazos ilegales para tratar de capturar a un jabalí que les estaba destrozando el huerto. Te lo contamos en este enlace.