fbpx

Así ve el cebo (y pica) una carpa bajo el agua

El conocido pescador Sevi Toledano grabó el momento en el que una carpa picaba a su pop up gracias a una cámara subacuática instalada en su línea.

Una carpa a punto de picar el anzuelo
Una carpa a punto de picar el anzuelo. © YouTube

La carpa es uno de los peces más increíbles que existen por la peculiaridad de su comportamiento, por su picada y porque es uno de los animales que más adeptos tiene en todo el país. Esto hace que cada día más pescadores se apasionen por su captura.

Pero, ¿cómo pican realmente las carpas en el anzuelo? El vídeo que reproducimos a continuación lo muestra a la perfección. Ha sido grabado por el conocido pescador Sevi Toledano, que explica a este medio que grabó el momento con una cámara subacuática instalada en su línea.

«La caña la eché sobre las 15:00 horas de la tarde con un pop up de Wormanía de la marca Innobaits, junto a un cebado de semillas acompañado del Stich Mix del mismo aroma. Sobre las 16:15 horas picó el ejemplar, ofreciendo una bonita lucha», explica Sevi. Junto con ella, picaron otras dos cañas más a la vez «y pudimos hacernos Ana y yo con un doblete al final», explica sobre cómo su pareja le ayudó en ese intenso momento. Todo ocurrió en el río Guadiana.

Otro vídeo que muestra cómo pican las carpas

En esta otra recopilación, que acumula más de dos millones y medio de reproducciones, que se ve cómo varias carpas -alguna de ellas enorme- pican a boilies o maíz. Los ciprínidos se acercan a los cebos que hay junto a la cámara, gracias a la que podemos apreciar segundo a segundo el instante exacto en el que las carpas pican en el anzuelo. La grabación fue publicada por @underfishing en YouTube.

Y más picadas grabadas por amantes el carpfishing

Hace un año y medio, el pescador José Ángel Pérez, de la localidad aragonesa de Biota, grabó también un espectacular vídeo de cómo las carpas pican el anzuelo en San Bartolomé, un pantano situado entre la citada localidad y Ejea de los Caballeros.

El vídeo lo grabó usando una cámara sumergible y cebando la zona con una semana de antelación con micro pellets de Scopex y engodo. Tras numerosas pruebas, José Ángel encontró esta zona con aguas claras más o menos someras donde podía situar el cebo sin problema. Además de tratarse un lugar que los peces frecuentaban, la cámara podía grabarlo sin impedimentos.