fbpx

Un cazador se acerca a un metro de un corzo que parece 'dormido': ¿qué le pasa?

Un cazador graba a un corzo en un coto de Francia que parece estar 'dormido'. Otros aficionados a la actividad cinegética discuten en redes sociales sobre lo que le ocurre exactamente, ¿Y tú? ¿Qué crees que le pasa a este animal?

corzo dormido

Las siguientes imágenes de un corzo inmóvil grabado por un cazador en Francia han levantado la duda entre los miles de cazadores que han visto el vídeo en los últimos días: ¿qué le pasa exactamente al animal? Éste, que si bien parece como algunos internautas han comentado «dormido», no se inmuta ante la presencia de las personas que lo graban.

A través de Facebook, los cazadores han discutido sobre si podría haber sufrido un accidente, o bien estar afectado por la mosca del corzo (Cephenemyia stimulator) u otra parasitosis o enfermedad. Otros, tal y como puede leerse en los comentarios del vídeo, se decantan porque el animal pudo haberse peleado con otro macho, pugna de la que salió con una fuerte herida en la cabeza que se infectó. «Los insectos se le colaron en la herida, la infectan más aún y, cuando llegan al cerebro, el animal termina muriendo», advierte uno de los cazadores.

Lo cierto es que este corzo recuerda a otro publicado en Jara y Sedal el pasado mes de abril: un cazador lo localizó con una enorme herida en la cabeza y las autoridades locales le permitieron sacrificarlo para evitar su sufrimiento.

Otro corzo ‘moribundo’ abatido en Soria

Corzo bulto

Las imágenes de este corzo nos recuerdan a las de un animal abatido por Gonzalo Roca de Togores en 2018 en un coto soriano. «Había estado toda la mañana recechando sin localizar ningún macho y cuando iba a buscar a mi padre con el coche vi este en mitad de una siembra», contaba a Jara y Sedal. «Estaba junto a una hembra y fruto del enorme bulto que tenía entre los ojos, ya que supongo que no veía bien, me dejó acercarme a una distancia de unos cien metros», detalló sobre un rececho a un animal que tampoco podía alimentarse bien.