fbpx

Así ayuda este cazador a zorzales y otras aves agotadas por su migración en mitad del mar

Un cazador gaditano y marino mercante de profesión ayuda a las aves migratorias a seguir con fuerza su camino desde alta mar echándoles grano y agua dulce en la popa de su embarcación.

Un ave migratoria posada en el dedo del cazador y un zorzal en una foto de archivo. © D. T. y Shutterstock

Hay aves migratorias como zorzales y palomas torcaces o algunos fringílidos recorren miles de kilómetros para buscar mejores temperaturas y ambientes en los que sobrevivir. En ese trayecto, especialmente por mar, el agotamiento puede llegar a ser importante en estas aves, por lo que no dudan en utilizar lo que encuentren a su paso para tomarse un breve descanso.

En este caso, un cazador gaditano que es marino mercante de profesión tomó la iniciativa hace unos años de ayudar a estas especies a seguir con fuerza su camino, usando lo que más necesitan en ese momento: alimento y agua dulce. David Tardío, que practica la caza menor en la zona de Algeciras y San José del Valle, ha enviado a esta redacción las imágenes y vídeos de cómo ayuda a especies como zorzales o jilgueros en alta mar.

«Soy marino mercante y normalmente navegamos por el Estrecho, zona en la que no suelen posarse las aves en los barcos porque hay muy poca distancia entre Europa y África, pero en ocasiones hacemos la ruta entre Europa y Túnez y se posan algunas aves en aguas italianas a descansar de su largo viaje», explica David a Jara y Sedal.

«Además de marino, tengo alma de cazador, por eso un día decidí salir a tierra y comprar grano; se lo eché en la popa del barco, que es el lugar menos transitado por nosotros, y al lado les puse un recipiente con agua», indica el aficionado gaditano. «Es la forma de poder ayudarlos y de que recuperen fuerza en ese largo viaje», expone, mostrando un vídeo de pájaros descansando en su camino a las costas de Cerdeña.

Más vídeos de aves migratorias descansando en barcos

En este otro vídeo se puede ver cómo cientos de zorzales se encuentran descansando en un barco del largo viaje que les queda hasta pisar tierra firme. Uno de los navegantes graba la escena mientras algunos se levantan y revolotean por encima de su cabeza. Por su parte, en esta otra grabación se muestra a un zorzal posado en una caña de pescar mientras un pescador lo graba.