fbpx

Un cazador se acerca a un jabalí aparentemente muerto y se lleva esta sorpresa

El cazador creía que el disparo había sido certero certero y se acercó para grabar el trofeo. ¡Menuda sorpresa se lleva!

Javier Fernandez-Caballero

La siguiente situación puede que a más de un montero le suene: disparas a un jabalí, cae al suelo en lo que parece un excelente disparo, pero se levanta poco después para emprender la huida. Es lo que le pasó al protagonista de la siguiente grabación, en la que el cazador creía que el disparo era certero, pero el animal encontró fuerza suficiente para levantarse y no sólo intentar atacar al cazador, sino emprender la huida.

En este tipo de disparos la bala atraviesa al animal pero no alcanza ningún órgano vital como corazón o pulmones, si bien el efecto de cavitación a través de los tejidos afecta a la columna debido al impacto en la apófisis de las vértebras o muy cerca, que hace que el animal quede durante unos segundos aturdido en el suelo y pueda incluso levantarse.

Hay también situaciones en las que, si el cazador no está presto y no se anticipa a un probable «calentón de agujas», como es el caso de este otro vídeo, puede que el animal se nos escape y no lo cobremos nunca.

Otro jabalí recién abatido ‘resucita’ y ataca a un cazador en Galicia

Un jabalí recién abatido ‘resucita’ y ataca a un cazador en Galicia
Varios momentos del vídeo. © Instagram

Esta otra situación ocurrió en una batida celebrada hace dos semanas en las cercanías de la Costa da Morte, en la provincia de A Coruña (Galicia), según relató a Jara y Sedal el joven cazador Pablo Castro, que participaba en la batida e incluso llevó a cabo el transporte del animal al vehículo junto a su padre.

Este animal resultó herido por uno de los cazadores de la batida y, desde ese puesto, se metió en un prado que estaba cubriendo el cazador que protagoniza la escena, que fue el que disparó al animal en primera instancia con una escopeta semiautomática. Al ir a ver si estaba o no vivo el animal y tocarlo con la pierna para evitar ser atacado, se topó con la desagradable sorpresa de que así era y el jabalí cargó contra él. Por fortuna, todo quedó en un susto.