fbpx

El inicio de la caza del conejo en Andalucía con perro de muestra, grabado en primera persona

El epagneul bretón protagonista y un conejo. ©JyS

El epagneul bretón es uno de los perros de muestra más maravillosos que existen para la caza menor. Actualmente, en términos numéricos, es la primera raza de perros de muestra franceses, y eso es por su efectividad a la hora de detectar a la fauna silvestre. En esta ocasión, acompañamos a uno de ellos y a su dueño en la caza de conejos estival, cuya temporada se acaba de abrir en Andalucía.

Se trata de un epagneul bretón propiedad del cazador jiennense Juan García Jiménez, natural de la localidad de Villardompardo. En Andalucía, a pesar de que la media veda se inicia el 22 de agosto, el día 16 es hábil para la caza, por lo que ya el pasado fin de semana Juan pudo practicar otras modalidades que estaban autorizadas en su coto, como la del conejo.

En esta recopilación de lances (en las que también hay vídeos grabados en temporadas pasadas) el animal aparece haciendo unas extraordinarias muestras a esta especie: «El perro, de nombre Koala, tiene once años, y aunque tiene problemas de artrosis en las patas delanteras, está con tratamiento y lo puedo seguir sacando. Es el mejor perro de mi vida, hace unas muestras increíbles, aguanta mucho… echa mucha caza siempre que salgo con él», explica el dueño a la redacción de Jara y Sedal.

Más sobre el epagneul bretón

El epagneul bretón aparece por primera vez en una exposición francesa, en 1896, y su reconocimiento oficial fue en 1938. Esto demuestra cómo esta raza pasó diversas vicisitudes antes de obtener un estándar. En Francia encontramos cinco razas de epagneul: epagneul francés, epagneul pont audemer, epagneul de Picardía, epagneul azul de Picardía y epagneul bretón: estas son todas sus peculiaridades. 

Según algunos cinófilos es de formación autóctona francesa; definido ‘epagneul’ no porque provenga de España, sino por derivación del verbo ‘espanir’, que en francés significa acurrucarse, tumbarse o agazaparse, acción típica de este perro cuando se aproxima en movimiento hacia a la presa. Según otra hipótesis, el epagneul bretón es fruto de cruces entre el setter blanco y anaranjado con perros franceses no bien identificados.