fbpx

Así es la bella muestra de dos bracos de weimar a una liebre encamada

El braco de Weimar es una raza poco utilizada en España, a pesar de sus extraordinarias capacidades como perro de muestra. Este vídeo es una buena prueba de ello.

Edu Pompa

El braco de Weimar es una raza poco utilizada en España, a pesar de sus extraordinarias capacidades como perro de muestra. Este auxiliar caza siempre a mano adaptándose a todo tipo de terrenos y especies. Su fino olfato desencadena una muestra instantánea e infalible ante perdices y codornices, especies por las que siente predilección y ante las que se muestra equilibrado, cauto y firme.

Es hábil desalojando conejos en la maleza, en la que caza sin miedo, es, además, un excelente rastreador utilizado en toda Europa y resto del mundo, desde el sur de África a Argentina, por su valentía y coraje, bloqueando la pieza hasta la llegada del cazador. Minucioso en la búsqueda, apasionado cobrador, resistente y, sobre todo, entregado.

Braco de Weimar, un perro de muestra extraordinario

El desconocimiento crea rechazo y, como decíamos, es una raza poco común entre los cazadores. «Si un weimaraner resulta buen cazador, es porque no es puro, estará cruzado con pointer o braco», se suele oír. Afortunadamente cada día son más los aficionados que encuentran en él un excelente perro de muestra, ajenos a prejuicios y tópicos, centrados en el disfrute de la caza en buena compañía, el weimaraner puede demostrar su alto nivel en comparación a otras razas mucho más populares, sin desmerecer a estas.

Para muestra, el siguiente vídeo, en el que se puede apreciar extraordinariamente cómo es su muestra a una liebre encamada. La toma del punto es de pie, la cabeza ligeramente bajo la línea dorsal o en su prolongación, la cola bien tensa. Se libera una gran tensión que le empuja a acercarse a algunos pasos de la caza. Sin duda alguna un perro extraordinario para cazar la menor en nuestro país.