fbpx

Una animalista libera a un depredador junto a una carretera y segundos después lo pilla un coche

La mujer pretendía liberar al animal en el campo, pero este corrió hacia el lugar equivocado.

Edu Pompa

Dicen que la intención es lo que cuenta, pero no sabemos si a estar mujer con ello le bastó, ya que el animal que trataba de liberar en el campo, escogió la dirección equivocada y acabó aplastado por la rueda de un coche.

«Liberación de fauna silvestre», comenta al inicio del vídeo el chico que acompaña a la mujer mientras esta se agacha y de una bolsa de basura saca una papelera metálica y la vuelca para que el animal escape.

«No boluda, para el otro lado…», comenta de nuevo el chico mientras la zarigüeya -una especie de marsupial ampliamente distribuido por Suramérica- rodea a la pareja y corre hacia la carretera que en un inicio tenían a su espalda.

En los últimos segundos del vídeo se ve cómo la comadreja, como también se la conoce en Argentina, trata de cruzar el asfalto pero un coche pasa a gran velocidad y la atropella.

Los atropellos, una de las principales causas de muerte de estos animales

A las zarigüeyas (Didelphis albiventris) se les considera casi un fósil viviente, ya que la especie ha sobrevivido a numerosos cambios en el continente americano a lo largo de millones de años, sin evolucionar prácticamente.

Es muy común ver a este mamífero en áreas de cultivo y junto a zonas urbanas en las que obtiene alimento, pero también por lo que sufre el riesgo de ser atropellada por vehículos, como es el caso del anterior vídeo.

La Guardia Civil libera a un lobo que había caído en un lazo ilegal para jabalíes

Los agentes, rescatando al lobo atrapado en el lazo. ©YouTube y Shutterstock
Los agentes, rescatando al lobo atrapado en el lazo. ©YouTube y Shutterstock

A principios del pasado mes de enero salía a la luz un vídeo que mostraba cómo varios agentes de la Guardia Civil liberaban a un lobo que se encontraba atrapado en un lazo ilegal colocado en el interior de un campo de maíz.

Tal y como se puede comprobar en la grabación, el animal lleva horas sujeto al cable de acero –todo a su alrededor está removido– cuando dos agentes llegan hasta él. Al intentar acercarse para liberarlo, el animal se resiste a ser tocado, pero los agentes le colocan un lazo de captura para inmovilizar su boca y poder así actuar. Tras ello, consiguieron liberar al animal. Puedes ver el desenlace del vídeo pinchando en este enlace.