fbpx

Las sociedades científicas también cargan contra la ley animalista por fomentar las colonias de gatos

Las principales organizaciones ecologistas defienden que «la Ley debe promover la desaparición de las colonias felinas y no estimular su mantenimiento».

gato-lagartija
© Shutterstock

Las principales Sociedades Científicas de Conservación de la Naturaleza del país han hecho, este jueves 22 de septiembre, un llamamiento sobre la importancia de reconocer los impactos negativos que los gatos -tanto domésticos con acceso a exterior como los callejeros sin dueño- tienen sobre la biodiversidad y han pedido modificar la ley de Bienestar Animal que pretende sacar adelante el Gobierno y que blinda las colonias felinas. Entre las organizaciones firmantes se encuentran SEO BirdLife, la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos -SECEM-, la Asociación para la Conservación de anfibios y reptiles -AHE-, la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos -SECEMU- y la Asociación Española de Ecología Terrestre -AEET-.

Entre otros, defienden una serie de puntos «vitales» que creen que deben tenerse en consideración en el texto. «Esta Ley debe amparar de forma diferencial a los animales de compañía, que son responsabilidad directa de una persona y estarían registrados como tales en el registro contemplado por la propia Ley», exponen en el comunicado. Asimismo, defienden que «la Ley debe promover la desaparición de las colonias felinas y no estimular su mantenimiento».

En este sentido, exponen que «no debería permitirse la presencia de colonias felinas o de gatos asilvestrados en zonas sensibles, especialmente en ecosistemas insulares y zonas habitadas por especies de interés de conservación». Y van más allá: «La Ley debe incluir mecanismos de control para asegurar que la prohibición de dejar salir a los gatos de los domicilios (existente en el texto), sea efectiva y para minimizar el acceso al exterior de los gatos de colonias felinas que pudieran ser autorizadas».

La Ley, según el comunicado de las organizaciones firmantes, «debe establecer la responsabilidad (civil o penal) de las administraciones competentes en la autorización de colonias felinas cuando éstas tengan un impacto sobre especies amenazadas».

Por último, recordamos que en varios estudios se ha demostrado que los gatos asilvestrados son responsables de la extinción de 63 especies de animales. En este sentido, recordamos también que hace unos meses un equipo de investigadores del Museo de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN-CSIC) analizó en un artículo publicado en la revista Science of the Total Environment, cómo afecta la presencia de las colonias censadas de gatos callejeros a las aves. En el caso de Madrid, donde se ha centrado esta investigación, hay un total de 1171 colonias registradas, poblaciones que reciben los cuidados de la ciudadanía.