fbpx

Los animalistas intentan crear una lista de perros de caza abandonados sin ningún tipo de rigor a toda prisa

Crean un correo electrónico para que las protectoras envíen datos de los perros de caza abandonados y maltratados en los últimos cinco años sin rigor estadístico ni control por entidades oficiales.

perro-de-caza-galgo
Galgo. © Shutterstock

La Real Federación Española de Caza denuncia la falta de rigor y seriedad de movimientos animalistas, que en los últimos días han iniciado una campaña para recabar cifras de perros de caza abandonados y maltratados sin contar con organismos oficiales ni científicos que validen las conclusiones y estadísticas.

Esta campaña consiste en la creación del correo electrónico campanaperrosdecaza@gmail.com al que las protectoras y entidades animalistas deben enviar, sin exigencia alguna de identificación que garantice su existencia y actividad y sin ningún tipo de control oficial ni verificación estadística, los datos de perros de caza presuntamente recogidos por las propias protectoras en los últimos cinco años.

Este procedimiento para la recogida de datos evidencia la ausencia absoluta de rigor, validez y credibilidad respecto a unos datos que en los próximos días serán usados por los colectivos animalistas para criminalizar a los cazadores y protestar contra la enmienda parlamentaria presentada por el PSOE para excluir a los perros de caza y animales auxiliares del proyecto de Ley de Bienestar Animal.

Cabe destacar, además, que esta iniciativa impulsada desde el animalismo obvia por completo los datos y estadísticas del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil pese a ser el único organismo oficial que recaba datos sobre abandono y maltrato, y cuyas cifras evidencian el compromiso de los cazadores con el bienestar de sus perros y con la tenencia responsable con carácter general.

«Desde la RFEC denunciamos la falta de credibilidad de los datos que en los próximos días lanzarán los colectivos animalistas para criminalizar a la caza y alertamos a los medios de comunicación generalistas de una campaña burda, ausente de rigor y basada en fakenews que podrán contrastar fácilmente poniéndose en contacto con sus Federaciones Autonómicas de Caza o con el propio Seprona de la Guardia Civil», explica Manuel Gallardo, presidente de la Real Federación Española de Caza.