fbpx

Seis magistrales disparos a jabalíes en batida

La rapidez de este cazador a la hora de recargar su rifle y su destreza en la colocación de los disparos te va a dejar sin palabras. Aquí tienes seis disparos muy efectivos a jabalíes.

jabalí

Parajes de ensueño, gran densidad de animales… todo lo que un cazador puede soñar. Eso es lo que se encuentra el cazador que aparece en el vídeo que a continuación te mostramos. Además, ahora que estamos en plena temporada general de caza mayor en España, estos lances te harán rememorar algunos de los que ya hayas podido vivir.

Es destacable la gran densidad de cochinos que aparecen en el vídeo. El cazador, desde su puesto de torreta, puede divisar varias piaras y algún que otro ejemplar solitario que le deleitan en su jornada de caza. Además, es capaz de abatir hasta seis ejemplares con unos disparos totalmente sorprendentes.

Quizá este sea uno de los elementos que más llama la atención del vídeo. El cazador cuenta con un puesto de cortadero y utiliza un rifle de cerrojo sobre el que monta un visor de punto rojo. Este tipo de elementos ópticos son tremendamente útiles en puestos donde el disparo se debe realizar de manera rápida e instintiva, por lo que parece perfecto para la ocasión.
Sin embargo, a pesar de disparar con rifle de cerrojo, en ocasiones el cazador parece que utilizase un rifle semiautomático por la rapidez con la que es capaz de acerrojar. 

Aquí te dejamos el vídeo para que puedas disfrutar de sus lances a los jabalíes. ¡No te lo pierdas!

Lance extremo: un jabalí ataca a un arquero y este le dispara a solo dos metros

jabalí
El jabalí embistiendo al arquero. / JyS

El pasado mes de enero, el cazador Florentín García participó en una montería celebrada en la provincia de Córdoba y le sucedió un peligrosísimo hecho que, además, grabó con su cámara. García practica desde hace tres décadas la caza con arco y afirma que nunca le había sucedido algo así.

El animal llegaba al puesto herido de un disparo del puesto anterior, por lo que intentaron tener visión de su costado para soltar la flecha. Al detectar la presencia del cazador, en lugar de girar y huir, el animal cargó contra el cazador, teniendo que disparar Florentín en el último segundo.

«Si llego a fallar estoy seguro que nos hubiera costado un buen disgusto», afirma en el documento gráfico García, que iba acompañado de un amigo. Este es el vídeo.