El vídeo de un rehalero que ya no puede cazar emociona a los cazadores

Comparte con tus amigos










Enviar

Este emotivo documental rescata la bonita historia de un rehalero con un problema de salud que le impide cazar, pero su amor por sus perros le empuja a seguir disfrutando de ellos lejos de ladras y agarres.

27/9/2019 | Redacción JyS

rehalero
El rehalero, en el reportaje. / Facebook

El vídeo que el Montés, joven colaborador de Jara y Sedal, publicó el pasado martes ha emocionado a todos los cazadores, en el que muestra la historia de un rehalero que ya no puede montear debido a sus problemas de espalda pero que intenta cuidar cada día a sus perros como siempre ha hecho.

El rehalero cada mañana acude a las perreras para pasar el día con sus viejos compañeros. «Juntos comparten el otoño de sus vidas y recuerdan aquellos tiempos, cuando corrían por esos cerros, cuando compartían aquellos lances…», comienza narrando el reportaje. El rehalero narra al joven Rubén Montés sus problemas de salud y que, aunque no es su obligación, acude con sus perros cada jornada.

Además, El Montés vive la experiencia de acompañar a una rehala durante una jornada cinegética, «algo que todos los cazadores deberían realizar a lo largo de sus vidas al menos una vez», explica. Por último, el vídeo termina con una reflexión por parte del rehalero: «No te lamentes de lo que no tienes: disfruta de lo que tienes». Este es:

José Gerpe, el cazador y pescador ciego que dio a todos una lección de superación

cazador y pescador invidente
Gerpe y sus compañeros tras una jornada cinegética. / J.G.

El pasado mes de mayo fue protagonista en Jara y Sedal la historia de José Gerpe, que a pesar de quedarse ciego a los 11 años, es cazador y pescador desde los 15. Ahora, a los 45, sigue practicando ambas aficiones como «motor» de su vida y su tiempo libre cuando su trabajo como vendedor de cupones se lo permite. Su testimonio emociona: «Si quitaran la caza sería más traumático que cuando perdí la vista», reconoce Gerpe a Jara y Sedal. Te contamos su historia aquí. 

Otras dos grandes historias de superación que fueron protagonistas en Jara y Sedal

cazador y pescador invidente
El primer día que Tachi se unió a la cuadrilla tras el accidente sus compañeros le regalaron un nuevo chaleco firmado. / T.

Para finalizar, recordamos otras dos grandes historias de superación que fueron protagonistas en Jara y Sedal. La primera de ellas es la de José Manuel Suárez «Tachi», un jovencísimo cazador que en 2015 sufrió un accidente al caerse desde una roca durante una cacería cerca de la localidad leonesa de Almuzara que le dejó en una silla de ruedas. Es vecino de Robles y, por supuesto, sigue siendo un apasionado del mundo cinegético porque es su filosofía de vida. Esta es su historia.

También el pasado 18 de febrero, un caso similar fue protagonista en este medio. Fue el de Javier Díaz, cazador de la localidad madrileña de Navalcarnero, al que el pasado mes de enero un problema en la arteria femoral le cambió la vida: tuvieron que amputarle una pierna. Tras la operación llevada a cabo en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, en Móstoles, tuvo la caza como terapia para afrontar el día a día tras el grave problema que sufrió. Su encomiable testimonio revelado a este medio es todo un ejemplo a seguir.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here