fbpx

El PSOE anuncia que la caza quedará fuera de la ley animalista

Patxi López ha comparecido esta mañana para asegurar que todos los animales auxiliares de caza quedarán fuera de la Ley de Bienestar Animal.

Patxi López, en el Congreso.
Patxi López, en el Congreso. @ Jara y Sedal

El pasado 22 de agosto Jara y Sedal compartía un documento elaborado por la Real Federación Española de Caza y Fundación Artemisan que demostraba que la entrada en vigor de la Ley de Bienestar Animal, impulsada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, afectaría gravemente a la caza en España. Era una demostración más de que la nueva normativa no cuenta con el consenso de ninguna de las partes implicadas.

El informe era combustible para la importante polémica generada después de que el Consejo de Ministros aprobase la tramitación de la ley animalista el día 1 de agosto, aprovechando el periodo vacacional, y por la vía de urgencia. El fuerte rechazo social y científico parece haber calado en las filas del PSOE, que ha dado un giro de 180 grados a su postura con respecto a la actividad cinegética. De esta manera, el diputado y portavoz del Grupo Socialista en el Congreso Patxi López, ha comparecido esta mañana para asegurar que los animales auxiliares para la caza quedarán fuera de la ley animalista.

«El grupo socialista va a presentar una enmienda por la que se excluye de esta ley a los perros que tienen actividades específicas: deportivas, cetrería, perros pastores del ganado, perros de las fuerzas de seguridad del estado, de las fuerzas armadas, de rescate… saldrían de la ley (…) y también los perros de caza, las rehalas y los animales auxiliares de caza, que quedarían excluidos de esta ley porque lo que haríamos sería una legislación específica para ellos», ha asegurado el diputado.

«La Ley de Bienestar Animal sería en todo caso para aquellos animales domésticos que viven en el domicilio familiar, con los titulares del mismo y, el resto, los animales de caza y rehalas de caza tendrían una legislación específica en la línea de lo que es la regulación europea y en la línea de lo que nos evitaría conflictos con las comunidades autónomas que tienen competencias exclusivas», ha añadido.

De las palabras de Patxi López se deduce que, de aprobarse la nueva normativa, no se verán afectados por ella los perros de caza ni tampoco otros animales utilizados como auxiliares como pueden ser los hurones o las aves de cetrería.

YouTube video

Una decisión del Gobierno tras la amenaza de los cazadores de volver a manifestarse

Manifestantes en la multitudinaria manifestación de cazadores del pasado 20 de marzo en Madrid.
Manifestantes en la multitudinaria manifestación de cazadores del pasado 20 de marzo en Madrid. © Ángel Vidal

Las palabras de Patxi López llegan después de que la Real Federación Española de Caza y las federaciones de caza de todo el país hayan amenazado con iniciar inminentes movilizaciones y con volver a llevar la ‘marea naranja’ de cazadores a las calles, como ya ocurrió el 20 de marzo, si no se excluye a la actividad cinegética del proyecto de ley de derechos de los animales y se retira la reforma animalista del Código Penal.

Cabe recordar que el pasado 29 de marzo, tras una reunión de trabajo celebrada con la RFEC en su sede nacional, el PSOE se comprometió a excluir a los animales auxiliares de la caza del Anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales. Entre los asistentes al encuentro acudió Juan Francisco Serrano, portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso de los Diputados, quien afirmó públicamente poco después -el pasado 23 de junio en una Jornada de Bienestar Animal, organizada por la Fundación Artemisan y El Mundo- que la postura del PSOE sería «que los animales auxiliares de caza queden fuera del borrador. No podemos comparar un animal auxiliar de caza como es el del medio rural con un animal de compañía como es el de una ciudad».

Sin embargo, en el texto aprobado posteriormente el 1 de agosto por el Consejo de Ministros no se excluyó a la caza ni se tuvieron en cuenta estas consideraciones. El incumplimiento manifiesto de los compromisos adquiridos y la falta de respeto al sector cinegético generaron una profunda indignación entre los cazadores de toda España, que anunciaron movilizarse contra un proyecto de Ley elaborado sin consenso.