fbpx

La Policía abre fuego contra el tractor de un agricultor que participaba en las protestas de Holanda

Un policía disparó contra el tractor de un agricultor que se manifestaba contra el cierre de granjas para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en Holanda.

policía dispara agricultor
Un policía apunta con su pistola a un agricultor durante la protesta. © Twitter

La Policía neerlandesa disparó contra agricultores y ganaderos que se manifestaban contra los planes de cierre forzoso de granjas para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en Países Bajos. Según ha informado EFE este miércoles su reacción se debió a que los tractoristas intentaron embestir a los oficiales y vehículos de servicio.

Según explicó la Policía de la región de Frisia, los conductores de los tractores «intentaron atropellar a los oficiales y vehículos de servicio» en la ciudad de Heerenveen anoche, lo que dio lugar a «una situación amenazante y se tuvieron que realizar disparos de advertencia y dirigidos». «Tres sospechosos han sido arrestados. Nadie resultó herido», añadió la Policía, que aseguró que un tractor fue alcanzado por una bala.

Protestas «agresivas» en la región de Frisia contra los oficiales

«La policía no dispara mucho ni con frecuencia, entonces debe haber una situación realmente grave. Solo puedes disparar si hay personas en peligro o si tú mismo estás o crees que estás en peligro», señaló el presidente de la Asociación de Policía Holandesa, Jan Struijs, al canal público Radio 1. Struijs calculó que se han registrado una veintena de protestas la pasada noche, en su mayoría de carácter pacífico, pero fueron más «agresivas» en la región de Frisia.

Durante la jornada del martes, los agricultores y ganaderos protestaron a pequeña escala en varios centros de distribución de supermercados en todo Países Bajos, y bloquearon también con sus tractores varias autopistas, interrumpiendo el tráfico por carretera en varios lugares.

Cierre de granjas y reducción de ganado

El Gobierno neerlandés planea reducir las emisiones de nitrógeno en un 40%, lo que incluye el cierre de granjas y reducción de ganado, pero los afectados consideran que las ayudas ofrecidas a quienes tengan que cerrar sus negocios son insuficientes. Las emisiones a base de nitrógeno, como el amoníaco, tendrán que disminuir del 12% al 95% en ciertas reservas naturales, según un mapa del Gobierno neerlandés. Esto afecta al sector agrícola ya que el estiércol y los fertilizantes son fuentes importantes de contaminación por nitrógeno.