Este pescador no se olvida de su pasión ni en el gimnasio