Persiguió y grabó a un oso y ahora podría ser sancionado con hasta 200.000 euros

¿Lo compartes?

La Fundación Oso Pardo ha denunciado ante la Guardia Civil los hechos, al tratarse de una infracción grave que atenta contra el bienestar animal.

18/2/2018 | Redacción JyS

El oso huye del coche por la carretera / Fotografía: elcomercio.es
El oso corre por la calzada mientras es perseguido y filmado. / Foto: elcomercio.es

El vídeo publicado en Facebook, no tardó en hacerse viral, incluso llegando a los medios informativos. En él se veía cómo un oso era perseguido por un coche durante medio minuto a lo largo de la carretera que une San Pedro de los Burros y Villanueva, en Grado (Asturias). 

J. V. R., el autor del vídeo, publicó en redes sociales el pasado 8 de febrero a las 19:45 horas su hazaña titulada “Oso bajando San Pedro Grado”. Actualmente el vídeo ha sido eliminado y solo se puede acceder a él desde los medios de comunicación.

Lo que parece un simple vídeo podría costarle muy caro. Según la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, el conductor podría enfrentarse ahora a una sanción de entre 3.001 euros y 200.000. La captura o persecución de los osos pardos se considera una infracción grave en España. 

La Fundación Oso Pardo denunció la persecución

Según Guillermo Palomero, presidente de la fundación denunciante, Oso Pardo, este tipo de acciones estimulan a otras personas a que hagan lo mismo en una situación como esa. 

Aprovechó la ocasión para recordar cómo reaccionar cuando te encuentras con un oso en la vía pública: «Lo que tienen que hacer los conductores es reducir la velocidad y, si pueden, aparcar el coche para facilitar así su salida de la carretera. Perseguirle y deslumbrarle con las luces no hace más que complicar la situación».

La población de estos animales en la Cordillera Cantábrica ha pasado de encontrarse en una situación crítica con apenas 70 ejemplares a más de 200, gracias a la colaboración de todos los organismos y personas implicadas y diferentes programas de conservación. Por ello, no es tan difícil encontrarnos escenas como ésta.

Ademas de la infracción realizada al perseguir al oso se le suma el peligro que corre el conductor al grabar mientras conduce, es decir, con una sola mano y con distracción. En el vídeo se aprecia además cuando invade el carril contrario.

Si no quieres perder detalle, ¡aquí tienes el vídeo de la polémica!

Persiguió y grabó a un oso y ahora podría ser sancionado con hasta 200.000 euros
Valora este artículo

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here