fbpx

Un hombre se tira al mar y pesca a este enorme pulpo con sus propias manos

Este pescador estaba pasando un feliz día con su caña cuando descubrió que bajo las piedras en las que se encontraba había un pulpo de enormes dimensiones. Sin pensárselo dos veces, se lanzó a por él a pulmón.

El vídeo que te mostramos a continuación da fe del valor que ha mostrado un pescador que estaba pasando un feliz día con su caña y, de repente, descubrió que bajo las piedras en las que se encontraba había un pulpo de enormes dimensiones.

No se lo pensó dos veces: mientras su compañera grababa toda la escena, el pescador se quitó la ropa, se metió al agua y ¡atrapó al enorme pulpo con las manos! Este hecho tiene doble mérito porque la pesca de este molusco se lleva a cabo normalmente con un gancho, algo que facilita mucho la labor y que evita heridas como las que el pulpo provocó al pescador en su espalda con sus ventosas (y que también pudo propinarle con su pico).

Un pulpo se agarra a la espalda de un pescador y protagoniza esta desternillante escena

Un pulpo se agarra a la espalda de un pescador y protagoniza esta desternillante escena
El hombre trata de quitarse al pulpo de encima como puede. / Facebook

Las imágenes de un pulpo agarrado como una lapa a la espalda de un submarinista y cómo este trata de quitárselo a toda costa sin éxito han provocado miles de carcajadas en las redes sociales.

El vídeo original ya ha sido compartido cerca de 30.000 veces y acumula comentarios en tono de humor de todo tipo. «Cosas que pasan en el mar…» , dice el usuario que lo ha compartido para denominar a continuación al animal como «el pulpo mochila».

«Preparaos para descojonaros de risa», dice por último Raúl Gil en Facebook a la vez que comparte el desternillante momento. Te lo mostramos en este enlace.

Se hace una foto con un pulpo en la cara y acaba en el hospital

Momento en el que el pulpo agarra a la mujer en la cara. / 7News

Una mujer llamada Jamie Bisceglia se encontró con unos pescadores que habían capturado un pulpo durante un concurso de pesca en el Puente de Tacoma Narrows, en Washington, en agosto del año pasado. Aprovechando la ocasión, la mujer estadounidense vio la oportunidad perfecta de hacerse una fotografía inusual, sin pensar el peligro que podría correr con ella.

Bisceglia se puso el pulpo en la cara y posó para hacerse la instantánea. Al principio el animal la agarró con sus tentáculos y luego hizo algo que no esperaba: la mordió en la cara. «Sentía que me había clavado algo en la barbilla y me lo repitió varias veces», señaló Bisceglia a la televisión local. Puedes acceder a la noticia al completo a través de este enlace.

Deja una respuesta