fbpx

Este perro de caza derrapa y se queda petrificado en una muestra de infarto

Un setter inglés galopa buscando a la pieza durante una jornada de caza. Cuando detecta la emanación frena en seco protagonizando una de las mejores muestras que hemos visto en los últimos meses.

Edu Pompa

Da gusto ver a un buen perro de caza trabajar en el campo. El siguiente, un setter inglés de capa blanca y negra, corre velozmente pero concentrado en detectar a la pieza y protagoniza una muestra para enmarcar.

En el mismo instante en el que detecta la emanación entre la siembra gira su cabeza y arquea el cuerpo para quedarse como una estatua señalando la posición del animal.

Las imágenes, que tan solo duran unos segundos, han sido compartidas ya en Facebook cerca de mil veces. Las compartimos a continuación para que tú también puedas ser partícipe de este precioso momento.

La increíble muestra de este otro perro a una paloma en mitad de una ciudad

Es común que el instinto por apresar a un animal, como puede ser una paloma, haya provocado más de un tirón de correa en nuestras ciudades y que hayamos sido espectadores de escenas más propias de una jornada de caza. Es precisamente lo que sucede en el siguiente vídeo en el que un «perro urbanita» cae en muestra ante una paloma en mitad de un casco urbano.

Los transeúntes rodean al can mientras alguno comenta «qué fuerte». Lo que para los cazadores es algo normal, el instinto de muestra del animal que hace que todos sus músculos se pongan en tensión y que persiga a su presa sigilosamente, es algo que parece sorprender en las urbes.

En los últimos segundos de la grabación el perro mestizo da rienda suelta a su instinto depredador y se abalanza sobre el ave. Aunque esta última se escapa en primera instancia, el can logra atraparla poco después ante los gritos de sorpresa de quienes graban las imágenes.