fbpx

'El altar de fuego', la emotiva oración rehalera que rinde homenaje a los cazadores fallecidos

ARRECAL publica un original vídeo en el que pide protección para todos los rehaleros que participan del día a día del mundo cinegético y recuerda a los que ya no están.

rehala

Seas creyente o no, todo cazador reconoce que en el mundo cinegético hay una cierta tendencia a la religiosidad. La búsqueda de respuestas y, sobre todo, la búsqueda de protección del más allá en una actividad necesaria en la naturaleza pero en la que el riesgo es evidente, lleva a millones de cazadores de todo el mundo a agarrarse a la fe.

Una prueba de ello es la tradicional oración que precede cada sorteo en una montería o las propias devociones ‘cinegéticas’, como la de San Huberto o la de la Virgen de la Cabeza, considerada protectora de las monterías.

En este caso, compartimos el llamado ‘Altar de fuego’, una oración rehalera publicada por ARRECAL, la Asociación de Rehalas Caza y Libertad de nuestro país.

El vídeo, una idea original de Felipe Vegue, ha contado con la colaboración de Beatriz Montero y Micaela de Pablo como cámaras, de Jesús Javier Andrés como narrador, de David Pliego como editor y realizador y del apoyo de la Junta de Castilla y León. Además, sirve como homenaje a los rehaleros perdidos últimamente.

Este es el texto que acompaña algunas partes de la grabación:

Por los que nos han dejado en este año que llevamos de pandemia.

Por todos aquellos a los que no hemos podido acompañar como queríamos.

Por todos esos abrazos que se nos han quedado sin dar.

Por esas palabras de cariño que hemos tenido que susurrar en la distancia.

Por esas lágrimas que no hemos podido compartir.

8 normas que debes cumplir para mostrar respeto y honrar a las piezas de caza

caza

Muchas veces, cazar implica quitar la vida de un animal. Este acto representa algo muy serio que no debe banalizarse: honrar a nuestra pieza debe ser uno de los aspectos más importantes de la caza. Estas son las 8 normas que debes cumplir para mostrar respeto y honrar a las piezas de caza.