fbpx

Este niño de 20 meses que toca la caracola para llamar a sus perros de caza arrasa en las redes

El pequeño Manuel, de solo 20 meses de edad, se hace famoso tras viralizar un vídeo en el que aparece tocando la caracola para llamar a sus perros de caza. Jara y Sedal ha hablado con su padre.

Javier Fernandez-Caballero

El siguiente vídeo ha emocionado a miles de cazadores durante este fin de semana. Ocurrió durante una montería en abierto de jabalí y ciervo celebrada en las cercanías de la localidad de Jaraicejo, en la provincia de Cáceres. Lo protagoniza el pequeño Manuel, un niño de 20 meses de edad que maneja con una impactante facilidad la caracola, el instrumento que se usa para anunciar el final de una montería por parte del rehalero.

Su padre, Antonio Raya, que posee una rehala de cuarenta perros, ha narrado a Jara y Sedal que desde que tenía prácticamente un mes le ha ido inculcando el amor por el mundo cinegético: «Ya con cuatro o cinco meses estaba entre mis perros, a los que quiere como nadie», comenta a este medio su progenitor.

El vídeo dura apenas unos segundos pero ha conseguido miles de reproducciones a través de las redes sociales en las últimas horas: «Él estaba esperándonos a que llegásemos yo y su madre con los perros, y de repente, sacó su caracola y empezó a llamar a los perros sin nadie decirle nada», explica el padre, que realiza unas 35 monterías aproximadamente por temporada.

La escena de un niño con su cachorro de caza en plena muestra enamora a los cazadores

niño caza
Tres momentos del vídeo. / Facebook

Una de las grandes herencias que puede dejar un cazador a su hijo es precisamente su pasión cinegética, algo que muestra a la perfección el vídeo que compartimos a continuación. En él se puede ver a un niño que, siguiendo las indicaciones de su padre, enseña a su cachorro a mostrar piezas de caza menor mientras sostiene una escopeta de juguete.

El progenitor le va indicando que tiene que acariciar al aún joven can y así lo hace el menor, dando fe de que la pasión por la caza tiene mucho futuro.