fbpx

Ya casi no quedan arruís en Murcia: la Administración está logrando exterminarlos

La Administración murciana ha abatido en los últimos años miles de arruís en Sierra Espuña. Su intención de acabar con la especie en la región continúa. Jara y Sedal ha contactado con la Federación de Caza de la Región de Murcia para conocer la crítica situación que atraviesan.

arruí Sierra Espuña
© JyS

Hace más de 50 años el arruí (Ammotragus lervia) llegó a Sierra Espuña (Murcia) a través de una introducción recomendada por el biólogo José Antonio Valverde con la intención de dotar de valor económico a la región y favorecer su conservación en un intento por paliar la desaparición en la zona de la cabaña ganadera e incrementar la diversidad cinegética de la Península. Para proteger a la especie, en 1973 se creó la Reserva Regional de Caza de Sierra Espuña, una superficie de 14.183 hectáreas que comprende los municipios de Alhama de Murcia, Totana y Mula. En 1977 arrancó su aprovechamiento cinegético después de que la especie se reprodujera rápidamente, pero lo que para muchos fue una oportunidad económica, social y ecológica para otros significó una amenaza para las especies autóctonas.

En 2011, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y AEMS Ríos con Vida solicitaban su inclusión en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, contemplado en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, argumentando que 20 años antes, en 1991, se habían detectado ejemplares afectados por la sarna sarcóptica y existía riesgo de que la contagiase a la cabra montés o desplazase a ésta de su territorio.

El 19 de marzo del 2016, el Tribunal supremo daba la razón al recurso presentado en 2011 por las citadas asociaciones ecologistas y que permitía mantener un número determinado de arruís en los montes de Murcia. Quienes dicen proteger a los animales conseguían la aprobación, por ley, del exterminio de la especie.

Desde entonces, agentes medioambientales y celadores se han encargado de abatir las piezas marcadas en el plan diseñado por la administración murciana para acabar con el arruí. Tras haber advertido en varias ocasiones de la injusta gestión que se está llevando a cabo con la especie en la zona, Jara y Sedal ha contactado de nuevo con la Federación de Caza de la Región de Murcia para conocer la delicada situación que se vive este 2022.

«Continúan con su hoja de ruta y además reconocen continuar abatiendo más ejemplares de los que corresponde según el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque)», denuncia Francisco Bastida, presidente de la Federación de Caza de la Región de Murcia, quien además aporta a esta redacción el documento público en el que se puede leer los ejemplares que sacrificarán en la zona.

Informe de actuaciones en el Parque Regional de Sierra Espuña.

«Han estimado que quedan 719 ejemplares y han reconocido tener la intención de abatir 603. Es decir, apenas quedará un centenar cuando el PORN establece que debe haber una población mínima de 300», advierte Bastida.

Según el presidente de la entidad murciana, la nefasta gestión de la especie en los terrenos de la Reserva ha provocado que se pierdan multitud de ingresos: «Son los celadores quienes los están matando», asegura e incide en el coste que conlleva para las arcas públicas este hecho en horas de trabajo, combustible y munición, entre otros conceptos, tras prohibir la caza que, por el contrario, aportaba ingresos por precintos y tasas.

La Administración propone a la Federación murciana participar en la masacre

«Hace poco nos hicieron una nueva propuesta, pero fue un caramelo envenenado. Quieren que de los 603 ejemplares que han determinado abatir, 300 lo hagan los celadores y 300 los cazadores. Si aceptamos constaría como que los cazadores hemos colaborado para acabar con el arruí», denuncia Francisco Bastida.

«Hemos dicho que colaboramos con la gestión de la sarna, ya que hay un brote importante, pero no en su exterminio», puntualiza queriendo dejar claro que están barajando la opción de participar en esta gestión, pero «no en abatir ejemplares porque sí».

Bastida reconoce por último que la Administración de Murcia puede haber abatido en la Reserva «entre 4.000 y 7.000 arruís». «Compran las balas en cantidades industriales», añade sobre la delicada situación que viven en la región y que está abogando al arruí a su extinción. «Llevamos muchos años denunciándolo. Estamos haciendo un estudio para demostrar que la especie no desplaza a la cabra montés y que es beneficiosa para la región, pero si esto continúa así y no se para esta masacre en unos años será difícil fotografiar un arruí», se lamenta.

El vídeo que retrata el exterminio del arruí en Sierra Espuña

Montes Media Producciones elaboró en 2017 un vídeo para la Fundación Artemisan en el que se analiza cómo se estaba exterminando el arruí en el Parque Natural de Sierra Espuña. En él, dos de los científicos que más lo han estudiado la especie en España explican el sinsentido de esta decisión aportando argumentos científicos.

YouTube video