fbpx

¿Cómo funciona una cosechadora? Magistral explicación de lo que sucede en su interior cuando trabaja

Este breve vídeo muestra el proceso que el trigo, la cebada o el maíz atraviesa dentro de la cosechadora para separar el grano de la paja.

Interior de la cosechadora.
Interior de la cosechadora.

Para aquellas personas cercanas al mundo rural y a la agricultura y que especialmente conozcan las antiguas tradiciones, el siguiente vídeo no les será extraño porque reproduce, con nuevas tecnologías, lo que se hacía décadas atrás en nuestro país para conseguir trigo, cebada o maíz y separar el grano de la paja. Un proceso que antaño era completamente manual y que ahora realizan las cosechadoras con una precisión y efectividad que maravilla.

Quizá aquellos más alejados de la vida en los pueblos -y a muchos habitantes de éstos que no están familiarizados con grandes maquinarias agrícolas- les sorprenderá qué es lo que sucede dentro de una cosechadora, algo que muestra el siguiente vídeo de John Deere.

El proceso que atraviesa la cosecha hasta que se separa el grano de la paja

En la filmación se ve cómo, en primer lugar, la cosechadora va segando el trigo y éste pasa por una barra de refuerzo que posee distintos diámetros de alambre para distintos cultivos y su tipo de grano: tiene un cóncavo pequeño, otro mediano y el del maíz, que es de los más grandes.

Tras la siega, llega la trilla, en la que la cosecha va contra una parrilla. En el vídeo se muestra el viaje que hace el trigo para ser trillado y separado de la paja a través de un separador tangencial.

Luego, cae para abajo hacia un soplador que retira impurezas y pasa a las cribas del grano y a los ‘caballitos’ o sacudidores, que son los que separan los últimos granos de la paja. En este caso, cae en un picador, y luego se expulsa al exterior para que la paja sea empacada o, en el caso de que la cosechadora cuente con empacadora incorporada, la paca saldrá ya hecha.

YouTube video

¿Cómo era la España de la trilla?

La siega y la trilla son dos tradiciones ancestrales en nuestro país que, aunque ya están en desuso debido a las nuevas maquinarias agrícolas, llenaron nuestros pueblos entre los meses de junio y julio durante siglos. Es lo que muestra este documental de Eugenio Monesmaque nos traslada a la España de estas prácticas.