fbpx

Graban a un lince cruzando un río a nado

¿Quién dijo que a los gatos no les gusta el agua? A este felino no parece importarle darse un chapuzón con el fin de llegar a la otra orilla a nado. A juzgar por las imágenes, no se le da nada mal.

lince cruza río nadando
Tres momentos del vídeo del lince. © YouTube

El odio de los gatos por el agua es un aspecto conocido por todos, una peculiaridad que se debe a que su pelaje no es impermeable y se adhiere a su cuerpo cuando está mojado, lo que les hace sentirse incómodos y con frío. Por eso el siguiente vídeo, que lo protagoniza el felino más emblemático de nuestro país, el lince, ha sorprendido a miles de personas.

Dos hombres graban en nuestro país cómo un lince cruza a nado un río. Aunque no hemos podido dilucidar el lugar exacto de las imágenes, éstas son cuanto menos curiosas porque dan fe de las enormes capacidades de este felino salvaje para llegar a donde se proponga.

Su población, afortunadamente, está aumentando en nuestro país y por eso este tipo de imágenes de linces en libertad cada año serán más comunes de ver por los ciudadanos, o al menos eso esperamos. Su número ascendió a 1.111 ejemplares en 2020 en toda la Península Ibérica, la cifra más alta registrada desde que existen programas de seguimiento de la especie y un 30% más respecto al año 2019, cuando se censaron 855 ejemplares en todo el territorio.

Desde 2011, fecha en la que comenzaron las primeras sueltas de estos felinos, y hasta 2021 se han reintroducido un total de 305 ejemplares. Esta cifra supone un aumento muy significativo, teniendo en cuenta que en el año 2002 se contabilizaron menos de 100 ejemplares.

Así se documentó al primer lince que cruzó un río en nuestro país hace cinco años

Ya hace cinco años, se documentó cómo un lince ibérico nacido en Portugal e introducido para repoblar la especie en España realizó el camino de vuelta para asentarse de nuevo en el mismo lugar del cual procede. Khan, que así se llamaba el animal, era un ejemplar que vio la luz en el Centro Nacional de Reproducción del Lince Ibérico, en Silves, localidad del Algarve próxima a Faro.

Los responsables del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF) se sincronizaron con unos compañeros españoles y lo trasladaron, junto a su hermano Kentaro, a Castilla-La Mancha. Un año después, el lince siguió su instinto y sus dotes de orientación para retornar al mismo enclave que echaba de menos y atravesó zonas de alta montaña, cruzó el Parque Nacional de Cabañeros, alcanzó el río Tajo y fue desplazándose por las provincias de Toledo y Cáceres y, posteriormente, nadó sobre las aguas del Guadiana para, finalmente, desembocar en el Algarve.

Un cazador salva la vida a un lince enfermo en pleno estado de alarma

LINCE
Miguel Ángel Montoro, con el lince enfermo. / M.A.M.

El cazador jiennense Miguel Ángel Montoro Armenteros, natural de la localidad de Bailén, dio ejemplo como cazador y amante de la naturaleza el pasado 18 de abril de 2020 tras ‘perder’ toda una jornada de trabajo en sus olivares después de encontrar un lince enfermo en la cuneta de un camino rural. Ocurrió en una zona entre las localidades de Villanueva de la Reina y Bailén (Jaén).