fbpx

Una liebre engaña a los perros de caza que la persiguen usando su extraordinario mimetismo

Una liebre da esquinazo a varios perros de caza confiando en su mimetismo. Dos cazadores graban atónicos la escena desde la distancia.

liebre jugarreta perros
La liebre encamada aguanta mientras los perros pasan sobre ella.

La astucia con la que las liebres sorprenden en ocasiones a los cazadores es increíble. Y para muestra, el siguiente vídeo. Probablemente no ha sido grabado dentro de nuestras fronteras, pero da fe una vez más de la tremenda capacidad y mimetismo de las rabonas en situaciones de peligro, ya que es su gran protección frente a las adversidades.

En la filmación, tomada por un cazador a unos 50 metros de distancia de donde se encuentra la liebre, se ve cómo ésta se esconde detrás de un pequeño montón de tierra tras el que vienen varios perros de caza. Los animales acuden siguiendo el rastro que ha dejado la rabona sin reparar en el lugar en el que se encuentra encamada la liebre, que aguanta estoica sin moverse ni un ápice, ya que cualquier movimiento delataría su presencia y podría ser víctima de sus perseguidores.

En el último momento de la grabación, se aprecia cómo la liebre continúa sin moverse, encamada en el mismo lugar, mientras los perros se retiran ante la mirada atónica de los cazadores, que no creen lo que sus ojos están viendo: todos sus perros han pasado casi por encima de la rabona y no han logrado percatarse de su presencia.

Tal es la confianza en el mimetismo de las liebres para sobrevivir que hace unos días publicábamos otro curioso caso en el que el cazador y agricultor Julio Sahagún Astorga, natural de la localidad de Villanueva de San Mancio, en la provincia de Valladolid, grabó una liebre completamente blanca que permanecía quieta en su encame ajena de que, en su caso, era bastante llamativa. El animal aguantó a que el hombre la filmase muy cerca, como si su pelaje fuese el habitual en su especie.