fbpx

Increíble lance de caza con arco tradicional a una codorniz a muestra de sus setter

La precisión en el manejo del arco y el buen trabajo de sus perros de caza hacen de este lance a una codorniz todo un espectáculo.

Tanto si hablamos de la caza menor como mayor, la caza con arco es un reto. Y si es de codornices, mucho más: abatir a estas pequeñas aves con una flecha -y con arco tradicional- requiere de una técnica, conocimientos y forma física depurados. No estamos hablando de salir a dar un paseo campestre con tu arco, sino de conseguir poner a tiro a unos astutos animales con un perfecto dominio del territorio y con unas tácticas de evasión casi perfectas, algo que consigue el cazador Pedro Martínez en el siguiente vídeo.

Ayudado de sus setter ingleses, el cazador consigue alcanzar a una codorniz con una increíble precisión. Estos lances, que con escopeta son mucho más asequibles, con el arco se convierten en algo verdaderamente complicado, sobre todo por lo rápido de su vuelo y lo difícil que son estas aves para ser alcanzadas por el cazador.

Increíble pero muy real… gracias también al buen trabajo de sus perros de caza, que siguen el rastro de las aves y se las ‘echan’ a su dueño entre los matorrales que aparecen en el vídeo, un lugar especialmente propicio para disfrutar del lance de la muestra.

Perdices y conejos también con arco

En este documental el equipo de Cazadores de Lances, de Extremadura Televisión, se va con los campeones y subcampeones de España de caza al vuelo con arco en busca de la perdiz roja con perros de muestra –epagneul bretón– e intentan el difícil reto de abatirlas con flechas con puntas especiales, algo que consiguen.

En este otro reportaje podemos ver la caza con arco en este caso de conejos desde una perspectiva muy cercana a un cazador, Rubén Montés, que nos explica las dificultades que tuvo que superar para empezar en esta modalidad, su forma de entenderla, de practicarla y de vivirla. La caza de conejos con arco es difícil pero posible. Esta es la prueba: