fbpx

Un jabalí entra en un gallinero como si fuera un zorro e intenta cazar a las gallinas

Un jabalí se cuela en un gallinero e intenta dar caza a los animales que allí se encuentran, hasta que aparece el dueño y espanta a la pieza.

Jabalí y gallina.
Jabalí y gallina. © Shutterstock

Las cámaras de vigilancia de un gallinero de Val Polcevera, uno de los principales valles que cruzan Génov, en Italia, han permitido determinar con precisión qué animal robaba las gallinas del dueño e intervenir sobre él antes de que matase a todas. Y, cuando éste descubrió quién era el ‘depredador’ que estaba sobre ellas, quedó sorprendido: ¡se trataba de un jabalí!

En las imágenes se puede ver cómo el suido entra en el gallinero cómo si de un raposo se tratase y revoluciona a los animales que allí se encuentran, llegando incluso a atacar a varios de ellos con el fin de comerlos. Conforme van pasando los segundos, el estrés se va apoderando de las gallinas, que van de un lado hacia otro evitando el encuentro frontal con el jabalí. Finalmente, es el dueño el que aparece en escena para espantar al animal silvestre.

Hay que tener en cuenta que la sobrepoblación de esta especie en muchos lugares y la falta de comida llevaría a este animal a tirar de su faceta ‘depredadora’ y atacar a las gallinas. No es la primera vez que lo vemos. Hace unos meses compartimos el vídeo de un jabalí que corría hacia un rebaño de ovejas hasta que alcanzaba a una de ellas y embestía en repetidas ocasiones contra el animal.

YouTube video

Otro jabalí comiéndose una gallina, en este caso muerta

El jabalí mira la gallina muerta.

La faceta carroñera del suido es algo que ya te hemos mostrado varias veces en Jara y Sedal. Incluso en un vídeo de hace unos años, un jabalí advierte la presencia de unos hombres que han parado su vehículo para grabar la escena de éste comiéndose un corcino, pero él no cesa en su empeño y continúa alimentándose de los restos de un macho de corzo que yace sin vida en la calzada.

Y también en este medio nos hicimos eco de otro jabalí comiéndose a una gallina muerta: al principio el animal entra a rascarse en un árbol sin percatarse de la presencia del ave muerta y colgada en éste. Cuando se da cuenta comienza a devorarla. El dueño de la cámara se quedaría atónito al recoger las imágenes.