fbpx

Este guarda rural estalla contra la ley animalista del Gobierno: «La queremos consensuada, no dictatorial»

Jorge Alonso, conocido en redes sociales como El Guarda Smith, advierte de los problemas que causará a cazadores, ganaderos y otras usuarios del medio rural la nueva Ley de Bienestar Animal.

guarda smith
Jorge Alonso, durante el vídeo. © Facebook

Jorge Alonso, conocido en redes sociales como El Guarda Smith, es un guarda forestal riojano comprometido con la buena imagen del sector cinegético en la sociedad. Eso le ha llevado a sacar adelante numerosas iniciativas en los últimos años en favor de éste y de los cazadores y también a avisarnos de los peligros que podrían sobrevenirnos en los próximos años. Lo hizo en el año 2014 cuando comenzaba a fraguarse la Ley de Bienestar Animal de La Rioja y, ahora, ha recordado lo que en su momento denunció.

Comienza el vídeo que te mostramos a continuación haciendo una serie de preguntas a aquellas personas que piensan que les es indiferente esta Ley de Bienestar Animal: «¿Quieres acabar con 187.000 puestos de trabajo que genera la caza en España? ¿Los 6.500 millones de euros que produce la caza? ¿Quieres acabar con 500 millones de impuestos? ¿Quieres solamente comer carne de Argentina u otros países? ¿Quieres que los presupuestos acaben para alimentar colonias felinas?», interpela Jorge Alonso.

Critica la postura de los animalistas que «siguen diciendo las mismas mentiras de siempre para defender esta ley, como que cuando termina la temporada de caza es cuando más abandonos hay, cuando el SEPRONA lo desmiente al igual que la Fundación Affinity». Y denuncia que callen ante casos como el de la protectora Galgos del Sur que estalló hace una semana. «Estamos de acuerdo con una Ley de Bienestar animal pero consensuada, no dictatorial», expone Alonso.

Esta ley es «tan radical que habla que un animal abandonado significa que si se te escapa el perro en un parque, ya está abandonado; un perro de caza que se va tras un jabalí, también lo es, porque no circula con una persona; así es esta ley», denuncia el guarda rural. «Este anteproyecto es tan radical que quiere meter a los animalistas en nuestros colegios a educar a nuestros niños, que los ayuntamientos paguen a esta gente para educar a los menores, pagados por los impuestos de todos».

«Prohíben a animales como mis perras en una terraza de 70 metros cuadrados. Quieren que los tengamos en los pisos y todo lo que esté suelto les parece mal. Quiere acabar con el silvestrismo…», enumera y advierte el guarda rural. «Y quieren que hagamos un curso para tener perros; para tener hijos da igual, pero para tener perros sí hay que tener curso», se queja.

«Un perro mastín no va a poder usar collares con pinchos para defenderse del lobo y que no los mate. Y la ley dice que está prohibida la venta de perros si no eres criador autorizado por ellos. Y si tienes perros que pastorean o cazan, tendrás que esterilizarlos», sigue criticando. «Todos estamos de acuerdo con el Bienestar Animal, pero no con esto», concluye.

«La dictadura animalista ya está aquí»: demoledor discurso de un guarda de caza sobre la Ley de Bienestar Animal

guarda de campo ley de protección animal_1

En otro vídeo publicado hace una semana, el conocido guarda rural ahonda en la problemática que supone la Ley de Bienestar Animal en cuanto a los perros de trabajo: el de un pastor, un invidente o el de una rehala.