fbpx

El Gobierno abre la puerta para que los grupos ecologistas tengan más poder y reciban más dinero público

Un convenio firmado por el Miteco y cuatro asociaciones ecologistas y que tiene como objetivo «avanzar en la transición ecológica» y luchar contra la despoblación rural permitirá trasmitir a la Administración los 'intereses' de la sociedad para desarrollar leyes que tengan que ver, por ejemplo, con la caza. El Gobierno da así un primer paso para que los grupos ecologistas tengan más poder y reciban más dinero público por «programas de actuación conjunta».

Pedro Sánchez, saluda a los representantes de las asociaciones ecologistas Greenpeace, Ecologistas en Acción, World Wildlife Fund, SEO/Birdlife y Amigos de la Tierra. © Pool Moncloa

El Ministerio para la Transición Ecológica da un primer paso para aprobar nuevas subvenciones a distintas asociaciones ecologistas según una nueva resolución en la que se publica el Convenio con Amigos de la Tierra España, Ecologistas en Acción-CODA, Sociedad Española de Ornitología y WWF España, para el desarrollo de programas de actuación con el fin de «avanzar en la transición ecológica y hacer frente al reto demográfico y la lucha contra la despoblación».

La noticia ha generado una importante polémica y ha alimentado el cada vez mayor rechazo de la sociedad a mantener con dinero gubernamental aquellas organizaciones que precisamente presumen de ser «no gubernamentales» pero cuyos presupuestos se nutren, en su inmensa mayoría, del dinero de los contribuyentes.

El nuevo convenio permitirá a las citadas asociaciones ecologistas trasmitir a la Administración los ‘intereses’ de la sociedad para desarrollar leyes que tengan que ver con el medio ambiente y la despoblación y que, probablemente, podrían afectar a la caza. Recordamos que se trata de organizaciones que han atacado en innumerables ocasiones al sector cinegético.

Un convenio por cuatro años prorrogable a ocho

El objeto del presente convenio es «determinar un marco de colaboración entre las partes para el desarrollo de programas de actuación conjunta que permitan avanzar en la transición ecológica contribuyendo a la mejora del medio ambiente, y hacer frente al reto demográfico y la lucha contra la despoblación, en beneficio de toda la ciudadanía», indica el texto.

Según expone, este convenio se configura «como un instrumento para asegurar la colaboración de las ONG de protección del medio ambiente firmantes». Según se cita en el documento, publicado en el BOE, este convenio tendrá una duración de cuatro años. «En cualquier momento antes de la finalización del plazo previsto de vigencia, los firmantes podrán acordar unánimemente su prórroga por un periodo de hasta cuatro años adicionales o su extinción», añade.

El convenio se centra en «programas de actuación conjunta» materializados en «actuaciones de sensibilización, concienciación, formación y elaboración y difusión de materiales conjuntos».

Subvenciones a los ecologistas en plena pandemia

Recordamos que el 17 de abril de 2020, en plena pandemia, Jara y Sedal ya anunció en primicia que el Gobierno aprobó una partida de 547.512 euros para que los ecologistas investigasen cómo reducir los daños del conejo a la agricultura porque la caza provoca «cierta polémica». Meses después, el BOE publicó la decisión aprobada por el Consejo de Ministros de destinar a través del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico una subvención de 959.999,98 euros a cuatro organizaciones ambientales -Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, WWF y SEO/BirdLife- para acciones de protección del medioambiente.