fbpx

Este es el contenido de la enmienda presentada por el PSOE a la ley animalista

El PSOE presentó este martes 13 de septiembre una enmienda para sacar a la caza de la Ley de Bienestar Animal. Jara y Sedal tuvo acceso al texto íntegro el cual compartimos a continuación.

Este martes, 13 de septiembre, el partido socialista presentaba una enmienda al proyecto de la Ley de Bienestar Animal para dejar a la actividad cinegética y a los perros de caza fuera de ésta. Lo hacía solo un día después de que fuese aprobado en el Congreso el proyecto de la ley animalista y tras abrirse el periodo para registrar enmiendas.

A continuación compartimos el texto íntegro de la modificación a la Ley de Bienestar Animal presentada por el PSOE.

¿Qué dice la enmienda presentada por el PSOE?

La enmienda presentada por el PSOE a la que este medio ha tenido acceso propone añadir una nueva letra e) al apartado 3 del artículo 1, que establezca lo siguiente: «e) Los animales utilizados en actividades específicas (las deportivas reconocidas por el Consejo Superior de Deportes, las aves de cetrería, los perros pastores y de guarda del ganado) así como los utilizados en actividades profesionales (dedicados a una actividad o cometido concreto realizado conjuntamente con su responsable en un entorno profesional o laboral, como los perros de rescate, animales de compañía utilizados en intervenciones asistidas o los animales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o de las Fuerzas Armadas). No obstante, les será de aplicación lo establecido en el artículo 24 respecto de obligaciones generales y el artículo 27 relativo a las prohibiciones. Igualmente quedarán excluidos los perros de caza, rehalas y animales auxiliares de caza que contarán con una legislación propia según lo establecido en la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética».

Justificación

«Debe deslindarse la normativa de bienestar aplicable a los animales de compañía de aquellos otros tradicionalmente denominados de producción, o vinculados a actividades profesionales. De esta forma la nueva Ley se aplicará exclusivamente a los animales de compañía que son mantenidos en el hogar familiar y conviven en él con sus titulares.

Ello es así, pues tales animales ya encuentran su acomodo jurídico y su debida protección en la vigente normativa reglamentaria, y, especialmente en la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio.

Igualmente, esta enmienda y planteamiento se encuentra en la línea de la regulación de la Unión Europea, sin por ello descuidar los requisitos de bienestar exigidos para estos animales contenidos en la Ley 32/2007 y en la normativa propia de las Comunidades Autónomas.

Cabe recordar, finalmente, que el Proyecto de Ley, en su redacción actual introduciría un factor de distorsión a la hora de su aplicación por las comunidades autónomas (competentes en exclusiva en materia de protección animal, de conformidad con el Bloque de Constitucionalidad, por todas la reciente Ley Foral 18/2022, de 13 de junio, de modificación parcial de la Ley Foral 19/2019, de 4 de abril, de protección de los animales de compañía en Navarra, así como las competencias exclusivas en materia de deporte, artículo 148.1.19ª CE)

La realidad social y funcional del empleo de animales de trabajo, auxiliares o con función social encuentra graves problemas para su sostenibilidad y desarrollo, al englobarse de forma genérica en las normativas de protección de animales de compañía (animales que, según Convenio Europeo sobre protección de animales de compañía, ratificado por España el 23 de junio de 2017, serían aquellos que sean tenidos o estén destinados a ser tenidos por el hombre, en particular en su propia vivienda, para que le sirva de esparcimiento y le haga compañía), cuya principal actividad no es la de hacer compañía, ni suelen residir en el hogar.

Como efecto de esta enmienda, se suprimiría lo dispuesto en el artículo 25.f), artículo 28.2, así como en el Capítulo IV Animales utilizados en actividades específicas y profesionales del Título II, artículo 33 a artículo 40».

Puedes descargar la enmienda pinchando en este enlace.

Cumple el compromiso de Patxi López

Patxi López se comprometió hace una semana a presentar «una enmienda por la que se excluye de esta ley a los perros que tienen actividades específicas: deportivas, cetrería, perros pastores del ganado, perros de las fuerzas de seguridad del estado, de las fuerzas armadas, de rescate… saldrían de la ley (…) y también los perros de caza, las rehalas y los animales auxiliares de caza, que quedarían excluidos de esta ley porque lo que haríamos sería una legislación específica para ellos».

«La Ley de Bienestar Animal sería en todo caso para aquellos animales domésticos que viven en el domicilio familiar, con los titulares del mismo y, el resto, los animales de caza y rehalas de caza tendrían una legislación específica en la línea de lo que es la regulación europea y en la línea de lo que nos evitaría conflictos con las comunidades autónomas que tienen competencias exclusivas», añadió en su comparecencia.

De las palabras de Patxi López se dedujo por tanto que, de aprobarse la nueva normativa, no se verán afectados por ella los perros de caza ni tampoco otros animales utilizados como auxiliares como pueden ser los hurones o las aves de cetrería.