fbpx

Cómo solucionar la falta de muestra en un perro de caza

Este equipo de adiestradores profesionales nos cuentan cómo tratar el problema de la ausencia de muestra en las razas seleccionadas para mostrar piezas de caza.

cómo corregir la falta de muestra en un perro de caza

Desde el canal de YouTube de Adiestramiento de Perros de Caza Esandi y Barroso nos enseñan cómo solucionar este problema en perros que, a pesar de pertenecer a una raza de muestra, no paran bien ante la pieza y la levantan antes de que llegue el cazador a su altura.

«Tenemos que darle muchos fracasos, para que no coja aquello a por lo que se tire», comienza recomendando Víctor Esandi, el primero de los adiestradores que afronta el problema en un interesante vídeo que compartimos a continuación. «Después trabajar el quieto. Primero junto a nosotros, después a distancia con la flexi, a continuación sin correa y por último utilizando el mismo chisteo dentro de la muestra». A groso modo Esandi explica con ello que, una vez el perro no muestra a ‘golpe de tálamo’ -es decir cuando él recibe la emanación de la pieza y realiza la parada instintivamente- tenemos que tratar de recuperarlo con esa orden para que entienda que no está bien lanzarse a por la pieza.

«Al principio cinco segundos en quieto para después ir alargando», aconseja por último en el vídeo en el que muestra a un braco alemán al que han comenzado a rehabilitar.

Cuidado con el conejo

En un segundo vídeo, su compañero Jesús Barroso explica de la mano de una perdiguera de Burgos llamada Petra, cómo se puede haber llegado a la situación de la pérdida de muestra en un perro de caza y cómo terminar de solucionarlo. «Mal trabajo con piezas de granja en la que se le ha dejado al perro atraparlas y cuando hemos acudido al coto y ha levantado alguna sin muestra, pero cerca del cazador, se la hemos abatido cerrando el círculo», dice sobre una conducta que no hace más que premiar al perro cuando no ha mostrado la pieza.

En este segundo vídeo Barroso explica además la historia de los perros de muestra dividiéndolos en británicos -pointer y setter- y continentales -el resto de razas de muestra- argumentando que el hecho de que, aunque todos provengan del perro de punta español, los continentales se cruzaran con otros perros como los sabuesos ha influido en que haya perros de este último grupo que hayan perdido el instinto de muestra.

«Cuidado con el conejo. Sobre todo en continentales», advierte argumentando que, si el perro coge algún gazapo, estaremos echando a perder aún más su instinto de muestra.

Por último aconseja dar la orden de quieto cuando el cazador percibe que el perro ha encontrado la emanación. «Conseguimos que poco a poco, olor más orden mía, se van a unir y va a llegar un momento en que el olor de la pieza se va a convertir en la orden de pararse», explica.

En los últimos minutos de grabación muestra la evolución de la perra y cómo lanzan la paloma que le ofrecen durante los ejercicios de entrenamiento, antes de que la perra rompa la muestra. «Lanzamos la paloma antes de que arremeta», dice Barroso explicando que esto les servirá para, poco a poco «recuperar finalmente el ‘golpe de tálamo’».