fbpx

Un cazador de Cáceres salva a una cierva atrapada y a punto de morir: «Tenía que actuar rápido»

Este cazador cacereño, que es apicultor de profesión, se dirigía este miércoles a revisar unas colmenas cuando se topó con una cierva agonizante a la que salvó en un vallado.

La cierva rescatada por el cazador. © YouTube

El cazador y pescador Alberto Fernández Palenzuela, natural de la localidad pacense de Fuenlabrada de los Montes, salvó de una muerte casi segura este miércoles a una cierva que se encontraba atrapada en un vallado. Fernández, que es apicultor de profesión y se dirigía a revisar unas colmenas en las cercanías de Guadalupe (Cáceres), ha detallado a Jara y Sedal cómo tuvo que actuar para evitar que el animal se lastimase más de lo que ya estaba.

«Iba con el coche a revisar los panales cuando, de repente, vi que la cierva estaba atrapada. Tenía que ser rápido, pero tampoco podía actuar a lo loco, puesto que un mal movimiento podía acabar con el animal al darse un golpe», describe el cazador.

Por eso, se armó de paciencia y lo primero que hizo fue sacarle la cabeza del alambre, tirarle de las patas y pasarla de nuevo por la parte de debajo de éste para evitar que quedase de nuevo atrapada, una maniobra que salvó la vida del cérvido. «Estaba ya agonizando, llevaría bastantes horas ahí y ya incluso echaba espuma por la boca», relata Fernández sobre el estado de la hembra.

Lo que sí tiene claro este cazador cacereño –incluido en el Proyecto Zorzal de la Fundación Artemisan como coordinador de la zona, según pone de relieve- es que «no hay mejor animalista que un cazador o pescador, que sabe qué tiene que hacer en cada momento con los animales o las situaciones que se encuentra en el campo». «Seguro que un animalista de sillón lo hubiese confundido con otro animal o ni siquiera se hubiese bajado a salvarlo por miedo a que le atacase…», denuncia Fernández.

Así salvó este joven a una cierva en medio de la borrasca Filomena

Roberto Calle, durante el rescate de la cierva atrapada por al nieve que dejó Filomena.
Roberto Calle, durante el rescate de la cierva atrapada por al nieve que dejó Filomena.

La borrasca Filomena dejó en enero totalmente impracticables miles de hectáreas en nuestro país, un problema que también afectó a la fauna silvestre. Un ejemplo más de ello lo ponen las imágenes que mostramos a continuación, en las que se da fe del drama que vivieron los ciervos en Palencia.