fbpx

Este cazador protagoniza un cobro a un jabalí surrealista

El animal había caído abatido a un arroyo, pero ningún cazador se atrevía a meterse en él. El desternillante momento en que uno de los hombres se desnuda y se lanza al agua arranca la carcajada del resto.

Javier Fernandez-Caballero

Un cazador trata de localizar en un arroyo con un palo el lugar exacto donde ha caído un jabalí. Mientras un compañero graba, otro se decide a tirar de pantalones y meterse en el agua a por el cochino. La desternillante escena arranca la carcajada de todos los presentes.

La carne de caza se aprovecha sea como sea, debió pensar el protagonista del siguiente vídeo, que no dudó un momento en quitarse la ropa para lanzarse al gélido agua y cobrar el jabalí.

Los compañeros de caza del hombre no pueden parar de reír cuando ven que cae al agua de un tropezón pero nada le detiene, continúa andando por el agua hasta que localiza al animal y lo carga al hombro.

Un rehalero se arroja a un río gélido para rescatar a su perro de caza

Varios momentos del rescate del perro de caza. @Cosas de Caza y Pesca
Varios momentos del rescate del perro de caza. @ Cosas de Caza y Pesca

No es la primera vez –ni será la última– que vemos a un rehalero haciendo lo imposible por salvar a uno de sus perros. Por desgracia todos los años publicamos noticias de cazadores que mueren intentando rescatar a sus perros. En la mayoría de los casos fallecen en acequias o pozos después de que sus canes caigan accidentalmente.

Esta historia sin embargo tuvo un final feliz, y quedó grabada para muestra del arrojo del rehalero José Ángel, que el pasado 10 de enero de 2017 no dudó en lanzarse a las aguas de un río gélido para salvar a uno de sus perros. Se trata de un Valdueza que había quedado atrapado en un barranco tras un lance de caza.

El animal, que había caído al terraplén, era incapaz de volver a ascender y tampoco se atrevía a saltar al río. Ante esta situación su dueño no lo dudó y se quitó la mayor parte de la ropa mientras se arrojaba a un río completamente gélido. Las voces de los testigos dan cuenta de la situación a la que se enfrentó y de los duros momentos que vivió tratando de sacar a su perro de allí.